De izquierda a derecha, Cristina muñoz, Blanca Cuesta y Alba Ortiz

SALUD MENTAL EN POSITIVO 

El proyecto ‘Salud Mental en Positivo’ llega a más de 3.400 menores y 280 familiares a través de los 130 talleres impartidos en el medio rural de toda la Comunidad 

El objetivo de la iniciativa es acercar herramientas sobre la salud mental a la población rural más joven y sus familias para poder realizar una correcta gestión emocional y prevenir así futuros problemas emocionales. 

El proyecto Salud Mental en Positivo, coordinado por la Federación Salud Mental Castilla y León, está financiado por la Gerencia Regional de Salud de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, con cargo de los fondos para la estrategia 2023 del Ministerio de Sanidad que fueron aprobados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) a fecha de 23 de junio de 2023, como apoyo a la implantación del Plan de Acción de Salud Mental. 

La iniciativa ha desarrollado charlas y talleres centrados en promover la salud mental y prevenir problemas asociados en los colegios rurales y dirigidos a alumnos de entre 8 y 11 años. En total han participado 44 profesionales del movimiento asociativo Salud Mental Castilla y León. Se han realizado 130 talleres desarrollados por las asociaciones del movimiento asociativo en 75 localidades rurales. Los escenarios que han albergado estos talleres dirigidos principalmente por profesionales de la psicología de las asociaciones han sido entornos comunitarios y educativos. En concreto se han realizado 116 charlas dirigidas a menores y 14 dirigidas a familias, a través de la cuales se ha podido llegar a 3.742 personas (3.460 han sido menores y 282 familiares o personas cuidadoras). 

De izquierda a derecha, Blanca Cuesta y Cristina Muñoz

De estos talleres de sensibilización, 13 se han realizado por Salud Mental Aranda. Todos ellos en colegios rurales agrupados, como son el CRA Antonio de Nebrija, CRA La Demanda, CRA Riberduero, CRA Siglo XXI, y CRA Valle del Riaza. Gracias a esta acción se ha llegado a 156 menores. 

A través de estas sesiones de sensibilización, se han trabajado conceptos relacionados con la salud mental en general, con enfoque en lo positivo y centrándonos en lo que nos hace sentir bien. Además, se han tratado factores de protección como: la relación entre mente y cuerpo, la importancia del entorno y la salud mental colectiva, la identificación y validación de las emociones, la forma en qué podemos reaccionar ante las mismas, entre otras temáticas. 

Nos hemos desplazado hasta los colegios y allí, dirigido a niños entre 8 y 11 años, por grupos de entre 5 y 12 alumnos, en sesiones teórico/prácticas de aproximadamente una hora y media, hemos puesto en común conceptos relacionados con el bienestar emocional: tanto factores que nos protegen (por ejemplo, tener unas relaciones sociales satisfactorias), como factores que aumentan el riesgo (pasar demasiado tiempo con dispositivos móviles), entre otras. También hemos trabajado transversalmente el acoso entre iguales, el cómo las diferencias son positivas y enriquecen, qué hacer si llega alguien nuevo, todo de manera práctica y promoviendo el debate. 

Todos los equipos directivos con los que nos hemos coordinado han mostrado muy buena predisposición. Han estado colaboradores, motivados y dispuestos a escuchar y participar en el proyecto desde el principio. En concreto los profesores han facilitado en todo momento la organización y ejecución de las charlas, y los alumnos han mostrado muchas ganas de aprender y disfrutar de los contenidos, manifestando sus dudas e inquietudes dando anécdotas que contar. Destacar que todas las partes implicadas, piden una continuidad del proyecto, «que no se quede en una actividad puntual», así lo trasladaban en los cuestionarios de satisfacción.

 

Entrevista en Cadena Ser Aranda, presentando los resultados del proyecto

 

Manifestar, con estas iniciativas, que el cuidado de la salud mental se puede promover y que los problemas emocionales o de ámbito psicológico se pueden prevenir y trabajar mediante detección precoz, lo que permite disminuir su impacto en la vida de las personas. 

Ambas cosas precisan de condiciones adecuadas para ser llevadas a cabo, como es el conocimiento de la salud mental, de los factores que la protegen o que la ponen en riesgo, de la forma inicial como se presentan los problemas de salud mental y de la manera más adecuada de abordarlos. 

Concluir con esa visión positiva, poniendo el foco en la promoción de la salud mental, y la prevención.

 

Fdo. Alba Ortiz Juez (Responsable de Apoyo Psicológico), Blanca Cuesta Sanz (Psicóloga del Servicio Infanto Juvenil) y Cristina Muñoz Ribate (Educadora)