COMITÉ PRO SALUD MENTAL ARANDA

El Comité Pro Salud Mental Aranda es un espacio para todos l@s participantes que acudimos a la asociación, con el objetivo de juntarnos, hablar sobre cuestiones y temas que nos interesan y preocupan, recibir información y trasladar aquellas cuestiones que consideramos importantes, y que llegan al equipo técnico y a la Junta Directiva.

Tiene ya una andadura de unos 10 años, el primero fue iniciativa de nuestra presidenta Elena Briongos y después se ha ido consolidando hasta la actualidad. Es una de las actividades a la que más asisten los participantes de la asociación y funciona muy bien desde siempre.

Celebramos el Comité normalmente el último viernes de mes, exceptuando que coincida con festivo u otra actividad que impida realizarlo.

La reunión del Comité se realiza en la sede de la asociación de la Plaza San Esteban y está compuesta por un secretario y moderador, la coordinadora (que es una técnica de la asociación) y todas aquellas personas que acudan, que suelen ser unos 20 participantes.

Cada vez que una persona se une al comité, se le informa de las normas que rigen la reunión, que son: respeto hacia todas las personas y de todos los temas, y hablar respetando el turno. También se informa que se elabora un acta de cada reunión y se recalca que lo que se hable se quedará entre nosotros, pues en el acta se registra todo de forma anónima.

La duración del Comité Pro Salud Mental suele durar en torno a una hora y media.

En él se tratan temas de acontecimientos que han pasado, que están sucediendo o que van a suceder y tienen incidencia en la asociación.

Hay un grupo de personas que se encargan de la preparación del Comité, y se reúnen una vez al mes, previo a la realización del Comité, con el apoyo de la coordinadora, y se encargan de trasladar aquellas cuestiones que consideran que pueden ser de interés de tod@s, temas que le han propuesto otras personas, agenda de las actividades de la asociación, y un largo abanico de temas, que se van proponiendo en el Comité. En esta reunión, se resume todo en una presentación, para sintetizar los temas, y que nos ayude a elaborar el acta de la reunión, donde se deja constancia de los temas tratados y de los acuerdos.

Existe un Comité Pro Salud Mental a nivel regional, que lo coordina la Federación Salud Mental Castilla y León, y en el que participamos con la asistencia de uno de nosotros. También, hay un Comité Pro Salud Mental a nivel nacional, de la Confederación Salud Mental España, y en él participa nuestro representante regional. Como se puede apreciar, los Comités son estructuras muy consolidadas, que ya tienen un gran recorrido, y que su repercusión es muy importante a nivel organizativo en las entidades del movimiento Salud Mental.

Todos los que asistimos siempre salimos muy contentos, y es por ello, que animamos a más participantes de la asociación, a que se unan y conozcan el Comité, ya que es un espacio nuestro, de todas las personas que participamos en los servicios de Salud Mental Aranda.

¡¡ OS ANIMAMOS A QUE LO CONOZCAIS POR VOSOTR@S MISM@S!!

LOS SECRETOS DETRÁS DE LOS VISILLOS

En un pequeño pueblo, de la España vaciada, de la que tanto se habla ahora, allá por los años 80, vivía la pequeña Ana, en el seno de una familia “normalita” para la época, con los recursos suficientes, no para caprichos.

Era una niña tímida, asustadiza, sentía miedo por muchas cosas que le hacían permanecer como en una alerta continua cuando se le acercaba algún hombre mayor del pueblo sobre todo el “tío Paco” o algún otro individuo que no le gustaba, que le hacía sentirse incómoda y algo en su interior le decía que se alejase. Ella no dormía bien, nunca lo dijo, tenía pesadillas, cuando se despertaba de ellas lo único que recordaba era el miedo que había pasado.

En el colegio no era de las niñas “guais” o “populares”, más bien todo lo contrario; su timidez y desconfianza le hacían permanecer en segundo plano. No se acuerda de mucho de esa etapa en el colegio ni de su infancia, la mayoría de sus recuerdos son sensaciones negativas o pequeños “flash” de alguna situación que le angustia y, que cuando aparecen en su mente no les deja que afloren, les guarda en su “baúl del olvido”.

Fuero pasando los años, seguía con sus miedos y su timidez, a veces, la cabeza le daba vueltas, pues veía y oía cosas que aun siendo pequeña sabía que no estaban bien, pero eran esas “cosas” de las que nunca se hablaba. Hasta que un día, ya en plena adolescencia, hablando con otras niñas del pueblo de sus cosillas de novietes, una de ellas comento a otra: “¿te acuerdas cuando éramos pequeñas y un día el tío Paco nos invitó a entrar con él en su corral, cerró la puerta y al momento apareció mi hermana y sus amigas? Y, ¿cómo nos sacaron de allí y le chillaron?” (nadie comentó nada, siguieron hablando de cosas de chicas). Fue entonces cuando la ya jovencita Ana recordó que una vez siendo muy pequeña, estando en el huerto con su madre apareció el tío Paco y viendo que su madre estaba atareada en preparar el huerto, quiso que Ana le siguiera ofreciéndole caramelos. Enseguida oyó a su madre gritar su nombre para que volviera y recuerda que cuando llegó a su lado, ésta le dijo muy enfadada que no se le ocurriese irse con el tío Paco a solas, ni con nadie. No obtuvo ninguna explicación más, en esa época si preguntabas por qué, la contestación era: “porque lo digo yo y punto”.

A raíz de ese día, Ana por fin supo de dónde le venía ese miedo, ese estado de alerta continuo y quizás su timidez, era por los “monstruos” (como años más tarde los llamó), que acechan a las niñas y las jovencitas del pueblo. “Monstruos”, que eran simpáticos y amables como el tío Paco, al que se le tenía gran aprecio en el pueblo; sobre todo muchas mujeres pues siempre les decía algún piropo.

Unos años después, Ana se fue a estudiar fuera de su pueblo, lejos, como muchos jóvenes de su época, con una de las becas que existían entonces. Para ella fue la oportunidad de alejarse de los “monstruos”. Decidió quedarse en el lugar donde estudió, buscó trabajo y organizó su vida.

Del tío Paco poco más supo, en una ocasión le comentaron que le habían pillado llevándose a una niña para el campo y se armó mucho revuelo en el pueblo, pero no creyeron a quien lo vio y dio la voz de alarma; dijeron que eran invenciones, ¿cómo iba a hacer eso un señor mayor. Ana se preguntó: ¿quedará alguna niña en el pueblo que no haya sentido el acoso de este individuo?

Años después de esto, en una de las llamadas habituales a su madre, ésta le comento que se había muerto el tío Paco, lo primero que se le vino a la cabeza a Ana fue: ¡ya era hora, por fin un “monstruo menos”!

Ana sigue con sus temores, con cierta desconfianza hacia algunas personas, se sigue guiando por su instinto sobre todo cuando le dice que se aleje de algo que le hace sentirse incomoda e incluso sentir miedo; sigue enviando sus “flash” de recuerdos al “baúl del olvido”.

(De aquel comentario de las amigas y de sus pocos recuerdos que enviaba al “baúl del olvido”, no dijo ni comentó nada, ¡de esas “cosas” no se hablaba!, era un tema tabú, en el pueblo se sabía que pasan, pero no se comentaban, es más se callaban; son parte de las “cosas” que pasaron en la llamada “España vaciada”, secretos que quedan detrás de los visillos)

 

Fdo. MUJER RURAL

 

Desde el grupo Sumando Voces femeninas, queremos añadir nuestras voces a relatos como el que cuenta la historia de Ana, para motivar y movilizar a otras mujeres en la lucha contra la violencia de género:

  • ¡Compañera quiero que te sientas apoyada, poderosa, valiente…! ¡Nosotras podemos, nosotras valemos! ¡Basta ya de violencia, tenemos que hacernos valer! Tenemos que ser felices.
  • Respétame, valórame.
  • Que el pasado no vuelva a tu vida. ¡¡¡Lucha!!!
  • Eres mujer de las mil batallas, luchadora, valiente. Una mujer que tiene que perder el miedo, empezar a ser ella misma y valorarse, pero sobre todo piensa en ti y se feliz. ¡¡A por todas, estamos orgullosas de ser mujeres!!
  • ¡No temas, el tiempo pone a cada persona y a cada cosa en su lugar! Las mujeres tenemos que romper con todos esos miedos y con todas esas barreras y empezar a ser felices.
  • Ahora nos toca ser felices, ahora toca seguir hacia adelante con valentía.

 

<< Pon freno a la violencia de género, todas somos personas >>

 

 

 

 

Salud Mental, Derecho Universal

Como cada 10 de octubre, celebramos el Día Mundial de la Salud Mental. Este año, el lema elegido por las votaciones de más de 2000 personas, ha sido «Salud Mental, Salud Mundial, un Derecho Universal», un lema con el que se quieren dar a conocer las principales vulneraciones de derechos humanos que se producen en el ámbito de la salud mental.

Desde Salud Mental Aranda, nos unimos a las reivindicaciones de nuestro movimiento asociativo, pero queremos poner el foco en las propuestas y soluciones, para que no se quede sólo en la conmemoración del Día Mundial, sino que la Salud Mental sea de verdad una Política de Estado.

¿Qué Propuestas planteamos?

  • Incrementar los presupuestos en salud mental porque continúan siendo insuficientes, con equipos profesionales incompletos y con falta de coordinación entre administraciones.
  • Que se tienda de forma urgente, hacia las “cero contenciones” y la erradicación de la coerción de cualquier naturaleza (física, química o emocional)
  • Que se destinen más recursos que permitan desarrollar medidas alternativas desde un enfoque de derechos humanos, cambiando el paradigma actual por uno basado en la recuperación, en la atención comunitaria y en la promoción de la autonomía de las personas. Para ello se deberían:
    • Rediseñar los espacios de hospitalización y la organización de profesionales y actividades, orientándose hacia la acogida, evitando el exceso de normas y reglas, detectando aspectos hostiles que puedan hacer que las personas puedan sentirse amenazadas y desconfiadas.
    • Establecer unidades de hospitalización con pocas camas, con ambiente terapéutico y tranquilizador, que promuevan relaciones que generen confianza, en los que la gente se sienta acogida. Dotarlas de profesionales en número, cualificación y condiciones laborales adecuadas.
    • Promover una cultura de trabajo orientada a la no coerción, que incluya la reflexión y debate permanente y la conciencia de responsabilidad entre los y las profesionales sobre el comportamiento ético con cada persona.
    • Formar a los y las profesionales en prácticas de relación terapéutica centradas en la persona. Apoyarles para que sean capaces de plantear alternativas creativas, reconocer y difundir sus esfuerzos, generando así una cultura profesional libre de coerción.

      Acto Institucional en el Ayuntamiento de Aranda de Duero
  • Que se humanicen los tratamientos y se garantice una intervención especializada centrada en la persona, que fomente la autonomía de las personas con problemas de salud mental, a través de:
    • Planes Individualizados de Atención
    • Equipos de Intervención Familiar
    • Apoyo Domiciliario a través de los equipos de salud mental en el ámbito comunitario
    • Desarrollo de equipos multidisciplinares especializados que atiendan a las personas con problemas de salud mental y sus familiares, compuestos por un número suficiente de profesionales de la Psiquiatría, Psicología, Enfermería, Trabajo Social, Educación Social, auxiliares, auxiliares de apoyo domiciliario, terapeutas ocupacionales o técnicos de integración social.
  • Que las administraciones españolas revisen su legislación actual, propongan acciones contra la discriminación y tengan presente en futuras normativas el respeto al compromiso internacional que contrajeron con la firma de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  • Garantizar el ejercicio de la capacidad jurídica y el sistema de apoyos: Se requiere de una inversión económica que permita la transición del modelo de sustitución de decisiones por el nuevo sistema de apoyos. Este sistema debe contar con las personas con problemas de salud mental, sus familias y las entidades sociales que representan sus intereses.
  • Fomentar el servicio de asistencia personal, un servicio dirigido a fomentar la vida independiente.

    Inauguración de la Exposición de Pintura
  • En cuanto a la información y formación:
    • Los y las profesionales de la salud mental deben fomentar el empoderamiento de las personas con problemas de salud mental en todas las facetas. En primer lugar, promoviendo su participación en su propio proceso de recuperación.
    • Formar a los profesionales de atención a la salud mental sobre la Planificación Anticipada de Decisiones, para que informen y sirvan de apoyo a las personas con problemas de salud mental y sus familias en esta tarea.
    • Que ofrezcan información clara y precisa a las personas y sus familias
    • Fomentar la denuncia de vulneraciones de derechos como una manera de hacer justicia y visibilizarlas ante las instituciones y organismos que pueden tomar decisiones.
Celebración del Día Mundial en Miranda de Ebro

Son muchas las propuestas que lanzamos, pero son todas imprescindibles y necesarias, y totalmente cohesionadas. Creemos firmemente que la FALTA DE RECURSOS ECONÓMICOS Y HUMANOS es la base de todas las necesidades que detectamos.

España invierte en salud mental el 5 % del total del gasto sanitario, lejos del 10 % que dedican de media el resto de países de la Unión Europea. Poco podemos decir ante esta realidad, y es que mientras los poderes públicos no coloquen la salud mental como una prioridad y la doten de los presupuestos necesarios, pocas o ninguna de las propuestas que hacemos se llevarán a cabo.

Por otro lado, como movimiento asociativo, también queremos que el 10 de octubre sea un día de fiesta y celebración, y desde nuestra entidad son varios los actos que hemos realizado, y de los que os dejamos una muestra aquí, pero que puedes ampliar información, en nuestros perfiles en redes sociales:  LinkedIn  Instagram  Facebook   X  YouTube

 

Fdo. Eva Fernández Aylagas. Directora de Salud Mental Aranda

¿Habéis jugado alguna vez a inventar historias?

¿Alguna vez os habéis cruzado con alguien o habéis visto a alguien en televisión o periódicos y habéis imaginado cómo será su vida?

Durante este verano, las personas que participamos en el Servicio de Asistencia Personal hemos realizado este ejercicio de imaginación, aportando cada una de nosotras nuestra creatividad para conformar una historia en común.

¿Queréis ver cómo nos ha quedado? Os invitamos a leerla, y mucho más aún a poner en práctica la creatividad, sacar a la luz nuestra imaginación, integrar las ideas individuales en proyectos colectivos y, por supuesto… ¡pasar un buen rato poniendo a funcionar nuestro cerebro!

¡Esperamos que os guste!

 

Una noche estrellada, en un pueblecito de Castilla nació una niña a la que sus padres llamaron Ana. Ella crecía muy feliz y contenta en su pueblo, ya que no le faltaba la luz del sol, de las estrellas y de la luna. Pasaba los días paseando, disfrutando al aire libre y jugando con su perrita. Un día, estando en el campo, se puso a llover y se sorprendió mucho. La lluvia chocaba en su cara y le hacía sentir muy desprotegida, dirigiéndose inmediatamente al amor de sus padres. Al llegar a casa, Ana se puso a llorar desconsolada en los brazos de su madre.

  • ¿Qué te ocurre, Ana? – Pregunta su madre.
  • Me da miedo la tormenta, sobre todo los truenos y relámpagos.
  • No te preocupes Ana, es algo natural y en casa estás a salvo; nada va a pasarte.

Ana aún no sabía que esa agua y las tormentas que cayeron los siguientes días son muy beneficiosas para la flora y la fauna que vive a su alrededor. Tras unos días cubiertos de lluvias y tormentas, Ana vuelve a salir a corretear por el monte junto con su perrita y lo disfruta mucho, sobre todo viendo unos corzos que estaban tomando el sol en un claro del monte, ¡eran preciosos!

Los días volvieron a la calma, y Ana se dio cuenta de que las tormentas habían sido buenas, más viendo ahora brillar el sol y reflejarse en el verdor de los campos. Un día tranquilo, salió antes del atardecer a coger piñas, unos palos para hacer lumbre y encontró algunas setas y hongos, que pensó llevar a sus padres para venderlas en el pueblo. Volvió a casa muy ilusionada, pero sus padres la estaban esperando con una mala noticia. Nala, su perrita, su amiga y fiel compañera, había fallecido. ¡Pobre Ana! Se sentía profundamente triste, echaba de menos a su buena amiga, y le estaba costando mucho recuperarse y se sentía sola. Sus padres, que no sabían muy bien cómo ayudar, le compraron otra perrita (pensaron que “a rey muerto, rey puesto», a veces “en el reino de los ciegos, el tuerto es el rey”.

A su nueva perrita la llamó Peggy; se decidió por ese nombre porque cuando salía el sol y le daba en la carita, se le llenaba el hocico y la naricita de pecas. Pasó el tiempo, y Ana recuperó la alegría con Peggy. Un buen día, cuando Ana se despertó, se llevó una gran sorpresa… ¡Peggy había tenido seis cachorritos!

Como no podían hacerse cargo de los seis cachorros, empezó a buscarles un dueño, pero no resultó una tarea fácil. Las personas que les adoptaran tenían que ser seres apropiados para cuidarles, pues hay que tener tiempo y paciencia para hacerse cargo de ellos y darles cariño.  Ana salía con los cachorros y Peggy a la puerta de casa, donde hablaba con todos sus vecinos para ver si alguno de ellos quería hacerse cargo de uno de ellos. Poco a poco fue regalando todos, dándoles un hogar cálido y cercano al que poder ir a visitarlos. Además de regalarlos, muchos de sus vecinos le contaron historias que la encantaba escuchar, sobre su infancia, los amigos que tenían, sus mascotas… Le gustaba mucho hablar con su vecino Cesáreo, que siempre la contaba muchas historias.

  • “Cuando yo era pequeño, mis padres tenían dos o tres perros que eran los mejores para cuidar de las ovejas. Eran preciosos. Me gustaba mucho irme con ellos por el campo, sobre todo con uno al que llamábamos Chaval, que tenía un ojo de cada color. Era el mejor perro del mundo cazando gatos y ratones…”

De todas estas conversaciones e historias que había escuchado, sacó muchos aprendizajes. Se dio cuenta de lo importantes que son los perros para las personas, de cómo nos enseñan a querer y ser queridos. También de lo importante que es que los perros tengan buenos dueños, para ser bien cuidados y educados. También descubrió en estas charlas, que todas las pérdidas son duras, también las de los perritos que nos acompañan en nuestra vida, pero que con el tiempo, y rodeándose de cariño siempre se puede salir adelante.

Después de la tormenta, llega la calma (y el aprendizaje).

¡Qué bonito es querer, y quererse!

 

                Fdo. Grupo SAP Salud Mental Aranda.

LA VOZ DE LOS FAMILIARES

La familia o el entorno más cercano de una persona con problemas de Salud Mental son primordiales y esenciales. Los familiares somos los que buscamos recursos y apoyos en un primer momento, sobre todo cuando la persona no puede por su malestar o su dolor emocional.

Estamos las 24 horas en una convivencia-vínculo constante, les apoyamos y/o acompañamos cuando lo necesitan. Desde una posición, digamos, de “observadores constantes” nos percatamos rápidamente cuando la persona empieza a encontrarse mal, incluso antes de que ella se dé cuenta.

Influimos en su educación emocional; tenemos un papel fundamental en la comunicación familiar, la escucha, la convivencia y en fomentarles la autonomía necesaria para que lleguen a un proceso de vida lo más independiente posible.

Todo esto nos puede llegar o nos llega a provocar mucha carga y desgaste no solo emocional sino también físico. ¿Cómo lo gestionamos?, somos participantes de la Asociación Salud Mental Aranda, la cual tiene un Programa de “Apoyo Familiar”, que lo realiza de forma individual o grupal mediante los denominados: GAM FAMILIAS (Grupos de Apoyo Mutuo), actualmente formamos 2 grupos.

 

¿Qué hacemos o qué aprendemos en los GAM FAMILIAS?

Lo primero que destacamos es que la Asociación a través de los GAM FAMILIAS nos proporciona un servicio donde nos ofrece información, formación, asesoramiento y apoyo para aprender a gestionar los problemas de salud mental y podamos continuar con nuestros proyectos de vida personal, laboral y de ocio.

Nos entrenamos en habilidades y capacidades en nuestro papel de apoyos, aprendemos a mejorar la comunicación, el clima familiar, a fomentar la autonomía en nuestros familiares con problemas de Salud Mental, aprendemos cómo actuar en situaciones de crisis personal y/o familiar; compartimos experiencias e información sobre todo de los recursos existentes a los que puedan acceder nuestros familiares.

Aprendemos: a ser más conscientes de que la Salud Mental es tan importante como la física; a ser más empáticos no sólo con la Salud Mental, sino con el resto de problemas sociales; a gestionar mejor nuestras emociones y pensamientos; a coger confianza y autoestima en nosotros mismos; pero, sobre todo, aprendemos a cuidarnos para poder cuidar, priorizando nuestra propia Salud Mental y  bienestar para poder afrontar de la mejor forma posible las complicaciones que nos puedan surgir en nuestro día a día; y además sentimos que no estamos solos y pensamos que la salud mental es un problema social compartido.

Comentamos y compartimos preocupaciones en torno a nuestro familiar; y ¿qué es lo que nos preocupa?:

Sobre todo el todavía estigma que existe hacia las personas con problemas de Salud Mental en la sociedad y especialmente en el entorno laboral. Se necesita más   formación e información a los trabajadores en Salud Mental y también creemos que   es necesario la creación de más puestos de trabajo adaptados, pues tener un trabajo para una persona con problemas de Salud Mental mejora mucho su autoestima, le ayuda en su proceso de recuperación y es esencial para poder llevar una vida independiente.

La brecha de género en el entorno de las familias; el acompañamiento en Salud Mental sigue cayendo principalmente en las mujeres, (en los GAM FAMILIAS solo en uno de los grupos contamos con 2 hombres el resto somos mujeres) y, en la mayoría de casos, son las mujeres las que dejan de trabajar para el cuidado del familiar, cuando es necesario.

Que no haya suficientes recursos para atender a las personas con Problemas de Salud Mental en la Sanidad Pública, esta situación puede dar paso a que se alarguen las citas y consecuentemente se pueda agravar la situación de nuestro familiar debido al retraso.

La falta de información y burocracia existentes sobre los recursos disponibles cuando aparece un problema de Salud Mental en la familia, es decir, en muchas situaciones al principio no sabes dónde acudir, qué servicios sociales existen,   tampoco tienes información sobre posibles ayudas económicas y sociales y, cuando te informas, la burocracia es complicada, en algunos casos los familiares son mayores o viven en la zona rural y les resulta más complicado. Hay que entender que cuando aparece un problema de salud mental en la familia son momentos difíciles y confusos y nuestra vida y la de nuestro familiar empiezan un duelo.

Otra preocupación más, el futuro de nuestros familiares cuando nosotros no podamos atenderlos o ya no estemos. Es cierto que cada vez existen más recursos para estas situaciones, pero en ocasiones no es fácil acceder a ellos, lleva tiempo, que a veces, no se tiene, dado que en algunos casos los familiares que apoyan, cuidan y, en ocasiones de quien depende económicamente la persona con problemas de salud mental, son personas mayores.

Y por poner una última preocupación, la elevada tasa de suicidios que se está conociendo, sobre todo en jóvenes. Creemos que es necesario que se hable de ello, con respeto, y que no se estigmatice a las familias que han pasado por esa dura experiencia.

 

También, ponemos voz a algunas reivindicaciones como familiares de personas con Problemas de Salud Mental. Las preocupaciones que hemos descrito son a su vez reivindicaciones, pero queremos añadir:

  • Educación emocional desde la infancia en los colegios.

Que se destinen más recursos a la Sanidad Pública; que exista la figura de un psicólogo en Atención Primaria sobre todo para la atención infanto-juvenil.

Más campañas de sensibilización en torno a la Salud Mental, que hablen en positivo y con un lenguaje inclusivo y respetuoso, principalmente en el mundo rural, que es donde más estigma sigue existiendo hacia las personas con Problemas de Salud Mental y sus familias.

Y, por último, también creemos que es necesario que existan más campañas de información, que se creen protocolos de actuación para detectar las conductas autolíticas, esencialmente en el ámbito de la educación, y que se doten los recursos necesarios para poder atender los posibles casos y que no tengan un final no deseado por no ser atendidos a tiempo en la Sanidad Pública por falta de recursos en Salud Mental.

 

         OPINIONES sobre ¿qué significa como familiares participar en un GAM FAMILIAS y que conocimientos nos llevamos de nuestra experiencia? (Para preservar la intimidad hemos asignado seudónimos).

María J: “Para mí el GAM es un espacio de desahogo y apoyo, en el que compartimos experiencias, de las buenas aprendemos y de las malas tratamos de gestionarlas adquiriendo conocimientos. Todos los miembros unidos por una enfermedad “la mental”. Este grupo es una terapia colectiva que nos ayuda emocionalmente con la enfermedad y con nosotros mismos. Desde mi más profundo agradecimiento, es para mí un privilegio formar parte de él”.

Isabel: “¿De qué me ha servido el GAM? A mí las reuniones del Grupo de Familias me han servido mucho porque he aprendido a encontrar serenidad para estar bien conmigo misma y a saber manejar de la mejor manera posible situaciones de crisis de mi familiar y sobre todo a darme cuenta de que no estoy sola, que hay mucha gente que necesita la misma ayuda que yo y, de cada tema vamos aprendiendo diversas maneras de mejorar y hacer las cosas de la mejor manera posible”.

Azucena: Estoy de acuerdo con todo lo expresado anterior mente. Siento que somos el motor de las personas con problemas de salud mental en muchas ocasiones de su vida, sobre todo en las que por la sintomatología están más bloqueados, o el malestar les impide poder tomar decisiones”.

Rosa: “Llevo poco tiempo en la asociación, pero una terapia es necesaria tanto para las personas con enfermedad mental como para los familiares. Les entendemos mejor a través de estos grupos, y para nosotras es un punto de desahogo, comprensión mutua y espacio de libertad. Aquí no me siento juzgada”. 

Margarita: “Hay que seguir haciendo hincapié en las campañas de sensibilización, sobre todo para un tema muy preocupante: el suicidio. No se habla de ello como se debería, no hay un plan de los gobiernos para prevenirlo o frenarlo”.

Begoña: “Como familiar me preocupa que mi hijo no tenga un buen futuro si no estoy. Hay falta de recursos para esto, quizás también sea un miedo que tengo que aprender a trabajar”.

Montaña: “Para mí fue y sigue siendo todo un acierto participar en el GAM FAMILIAS; me ha ayudado a poder entender mejor a mi familiar, a cuidarme a mí misma, a gestionar mis emociones y, sobre todo a conocer el entorno de la Salud Mental. Personalmente es una suerte poder contar con este programa de apoyo que ofrece la Asociación”. También, quiero añadir una preocupación que no hemos mencionado anteriormente, y es que hay enfermedades o síndromes menos comunes (las/os denominadas/os “raras/os”) que con el tiempo pueden llegar a desencadenar un problema de salud mental o en ocasiones viene aparejado con el síndrome o enfermedad y muchas veces no se detecta a tiempo, con las consecuencias que puede originar para la persona y su familia”.

 

PARTICIPANTES GAM FAMILIAS

 

CUANDO ME CAÍ DE LA LUNA

Cuando me caí de la luna desaparecí de la mirada de los pájaros. Los coches blancos eran transparentes y los rojos estallaban al cadencioso compás de las armonías de la partita número dos en do menor de Johann Sebastián Bach.

Eran tan turbias las aguas donde me ahogaba, que solo la luz de unos ojos azules penetró el pesado manto. Toque su mano para comprobar cuán suave es la piel de un ángel.

Mi desesperación  forjó la libertad de morir en un solo chasquido de dedos. La calma  no volvió a realizar el ejercicio mental de ser al mismo tiempo la suerte y la victoria alada semidesnuda.

En este mundo selenítico la sangre me dejó sordo y ciego. Olvidé respirar durante todo el trayecto hacia la nada, aun habiendo estado antes en ella. Quedé tendido desnudo y solo en tierra de lobos. Me asesinaron por desconocer su idioma. Los cuervos me reconocían como uno de los suyos. La locura es lo más semejante a la pura esencia del amor.

Ausente de uno mismo conquistas el paraíso perdido de los temerosos y de los invisibles. La luna confió en mi nacimiento tras mis gritos. Cuando todos se fueron me vi sonriendo a los gatos.

Nadie ha vuelto vivo de la cara oculta de la luna. Al partir de su superficie me lleve mi cuna y mi mortaja. Los círculos se comprimen creando universos donde hay más lunas que locos. Las aristas brillan dentro de otros tantos círculos imperfectos.

Pase las noches de humo jugando con la constelación de Orión a ver quién podía contener más tiempo la respiración, siempre perdí. Después de ese tiempo resquebrajado volví a sentir la presencia    del resplandor azul que siempre estaba presente. Amaneció y como única certeza estaba la esperanza del reencuentro.

Seguía sordo y ciego, pero la imprecisa oscuridad se disipaba a cada palabra dicha.

Un día vi sonreír a un girasol, aunque es difícil  creer a un tipo  con una mente permanentemente presente. El olor a humo no podía borrar la realidad  suprema de que esa circunstancia era distinta a otras más comunes.

Valió la pena coincidir conmigo mismo en ese momento, en este latido de tiempo y en el ángulo exacto de esta mirada luminosa a través del espejo.

Como Alicia, yo me precipité abruptamente  en una madriguera .No encontré ningún conejo blanco, ni una reina roja y el sombrerero  loco era el tipo más cuerdo al que pedir consejo.

La pregunta más importante es contestada con otra pregunta. ¿A que teme más la reina blanca, a sus preguntas estúpidas o a sus respuestas sabias? ¿Tú sabes quién eres?

Lo que es innegable, es que no podre perder lo que nunca he tenido.

Soy el camino, el caminante, el destino y el punto de partida.

Una cosa está clara, siempre el azul será mi color favorito y si surge alguna tribulación, pediré consejo sin dudarlo un solo instante a los girasoles.

 

Autor: El gusano exquisito.🎩

 

YO COLABORO ¿Y TÚ?

En junio de este año desde Salud Mental Aranda lanzamos la campaña #yocolaboro, la cual tenía como objetivo la recaudación de fondos para nuestro proyecto de apoyo psicológico para infancia y juventud.

Era la primera vez que preparábamos una campaña de recaudación a estos niveles (¡¡con creación de bizum y todo!!)

Hasta el momento habíamos buscado la colaboración de asociaciones culturales y las empresas de Aranda, teniendo como resultado la celebración en el mes de junio de éste año, del «Invernafest» de la Asociación Cultural el Invernadero,  y de los espectáculos “Que el fin del mundo te pille bailando” y “Noche en el museo” del Centro de Danza y Teatro Artedan ; pero esta vez íbamos un paso más allá, pidiendo ayuda a la población.

Y esa ayuda fue escuchada…

Juan Luis Olivella contactó porque quería colaborar con este proyecto. Juan Luis es una promesa del tiro al plato a nivel nacional, que donó la cantidad de 150€ del premio que obtuvo en el Gran Premio del Pilar celebrado en Zaragoza. Ya había colaborado en causas benéficas anteriormente, y en esta ocasión se fijó en nuestro proyecto. Como explicó Juan Luis, “tiene claro que quiere donar todos los beneficios que genere de premios en diferentes concursos y tiradas a proyectos relacionados con la infancia”; y contando con 28.000 tiros realizados en 2021, estoy convencida de que tiene un largo y prometedor futuro.

 

Jarocho realizó una novillada en solitario en su pueblo natal Huerta de Rey; decidió colaborar donando los honorarios que recibió por esta lidia, a Salud Mental Aranda; una cuantía de 1.500€ que se destinará a los proyectos que desarrollamos en nuestra sede de Huerta de Rey.

 

Cultural Abismo organizó el recital “El mundo está muy muy loco”, una representación que incluía canciones, microrrelatos y poemas para reflexionar sobre la desigualdad, guerras, rechazo a los migrantes, intolerancia y discriminación sexual. En este acto se recaudaron 605€ que se han destinado al proyecto de infancia y juventud.

 

No podéis imaginaros lo felices que nos hace que poco a poco cada vez más personas se interesen por nuestra campaña #yocolaboro, y que de manera desinteresada nos permitan dar una continuidad a un proyecto por el que llevamos mucho tiempo luchando, en el que creemos firmemente y que es tan necesario.

Gracias de corazón a todos los colaboradores, conocidos y anónimos, a todas las empresas y asociaciones culturales que han aportado su granito de arena.

¡¡GRACIAS!!

 

*Empresas colaboradoras: Grupo Tudanca, General Óptica, Hotel Montermoso, Prado Sport, Bar La Villa, Autocares Patri, Gestoría Recalde, Viña Pedrosa, Tecno Aranda, Tubos Aranda, Federópticos Marín, Floristerías Nenúfar, Automóviles Record, Mesón La Herrería, Ribsa, Aquí te espero Huerta de Rey, Bar El frontón, Padel Fit, Cerveza Mica, Bar Aquí te espero, CEE Fesma empleo, Floristería Valleruela, La huerta de Quintanilla, Café Bar Jamari, Las delicias de mamá, Vermiduero, Bar Canapé, Cuchillería Sampil, Viajes Clemente, Ribera Rugby, Panadería El molinero, Tecfrive, Peluquería Evasión, Gasóleos Huerta JR, Bar La cueva Hontangas, Rugby Aranda, Yoga y Pilates Center, Ribiertete, Opticalens, Audiolens, Muebles Tudela, Carlos de Pedro, Limpiezas y mantenimientos Jaspe, Joyería relojería La Hora, Talleres San Roque, Udisgas, Suministros Weimar, Centro de estéticas Maes, Bar Krone, Pub Warta, Dulces y Salados El sol.

 

Fdo. Celia Mínguez Sebastián, Técnico de Comunicación Salud Mental Aranda

 

 

DALE “LIKE“ A LA SALUD MENTAL

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL EN CASTILLA Y LEÓN

10 DE OCTUBRE DE 2022, EN LEÓN

 

Doroteo Vegas, ha querido en éste artículo trasladar las opiniones de varias personas que representan al movimiento asociativo de Salud Mental en Castilla y León.

 

Elena Briongos presidenta de la Federación Salud Mental Castilla y León y a la vez de la Asociación Salud Mental Aranda:

Otro año entramos en el otoño y, otra vez celebramos el 10 de octubre el DMSM. Este año es especial, recobramos la presencialidad. Y lo hacemos juntándonos en León. En mayo también León acogió a un grupo de mujeres que representaban a CERMI MUJERES. Así que se puede decir que este año, León apuesta por la discapacidad.

El lema creado y elegido por la Red Estatal de Mujeres y el Comité Pro Estatal, ambos grupos formados por personas con experiencia propia, es Dale “LIKE” a la Salud Mental. Por el derecho a crecer en bienestar. Pedimos el derecho a crecer en bienestar. Ponemos el foco, de manera especial en los jóvenes. También la OMS y UNICEF han puesto el foco en las personas que formaran parte del futuro.

Pienso, y es así, que el día de la salud mental, es cada día del año y que no tenemos que olvidar, cada día poner un ladrillo de nuestra salud mental. Pero este mes intentaremos llegar a más gente y de maneras distintas. Empezamos el día 5 con un acto en Madrid al que dio visibilidad la Reina Leticia, el día 6 tuvimos el acto institucional en el Ayuntamiento de Aranda. Y esperamos juntarnos todos, como ya he dicho en León. Un reguero de actos y pensamientos y actividades. Pero algo que nos hace ilusión, mucha, es encontrarnos, un año más, otra vez. Dale “like” a la salud mental. Por el derecho a crecer en bienestar.

 

Noemí González – Salud Mental León:

Hoy día 10 de octubre, DMSM es un día para celebrar y estamos felices de recibir a todos los compañeros/as de las asociaciones de Castilla y León, en nuestra ciudad León. Nos encanta que vuelvan las celebraciones tras los años de pandemia. Volver a estar todos juntos de nuevo, solamente hacer ver que seguimos unidos y trabajando por un fin común, la salud mental. Un placer haberos tenido en León.

 

Elena Robles – Federación Salud Mental Castilla y León:

Un día emotivo de reivindicación y visibilidad de la salud mental. Gracias a la gran labor del movimiento asociativo de Salud Mental Castilla y León. Seguiremos trabajando por y para el colectivo. Dale “like” a la salud mental.

 

I.B. – Participante:

Dale “like” a la salud mental. Darles una nueva oportunidad a las personas con discapacidad y tras la pandemia juntas de nuevo.

 

E.P – Participante:

Este día ha sido maravilloso, compartir este día con muchas personas especiales y maravillosas. Donde hemos podido expresar lo importante que es para todos nosotros. Dale “like” a la salud mental.

 

                                   

Fdo. Doroteo Vegas Gutiérrez, miembro del Comité Pro Salud Mental de Aranda

LA PÉRDIDA INESPERADA

El suicidio de un ser querido provoca un fuerte impacto en la familia. Una de las cuestiones que la familia puede plantearse inmediatamente después del suicidio es «¿Vamos a decirle a la gente la verdad sobre lo que ha pasado?». En algunas ocasiones esto puede provocar divisiones en la familia. Hay familias en las que algunos miembros dicen: «Tenemos que decirle la verdad a la gente», mientras que otros afirman: «No podemos decirle a la gente la verdad. ¿Qué pensarán de nosotros si saben que ha muerto por suicidio?». Y esta división de opiniones puede generar conflictos. También pueden surgir conflictos y tensiones debido a la rabia que cada uno puede experimentar y que en ocasiones se suele proyectar sobre los demás.

Por otro lado, en la mayoría de los casos, las personas encuentran muchas dificultades para compartir su dolor con los demás miembros de la familia, en ocasiones para no hacerles más daño y en otras porque sienten que los demás no les van a entender. Esto lleva a una especie de conspiración de silencio, que alimenta la culpa y la falta de comunicación.

Poder hablar del suicidio del ser querido y sobre cómo se siente cada uno de los miembros de la familia ayuda a aliviar la tensión devastadora que se produce. Compartir abiertamente los sentimientos que están experimentando y mostrarse sensibles a las necesidades de cada uno de ellos ayuda a que los miembros del sistema familiar se sientan más unidos y puedan afrontar juntos la pérdida, y esto favorece el proceso de duelo.

En algunos casos, buscan ayuda fuera, debido a que son conscientes de que es muy difícil que se sientan apoyados por sus familiares porque estos están sintiendo lo mismo y apenas pueden sostenerse a sí mismos.

Otra situación frecuente en las familias, sobre todo en las parejas que pierden a un hijo por suicidio, es la falta de sincronía en su proceso de duelo, tanto en la forma de afrontarlo como en el ritmo. A menudo uno de los miembros de la pareja emplea una estrategia de afrontamiento dirigida a proteger al otro: no mostrar los propios sentimientos, evitar hablar de la pérdida y mantenerse fuerte en presencia de la pareja para protegerla.

Pero esta estrategia conduce frecuentemente a pensamientos como: «Mi pareja no sufre tanto como yo», «parece que ya ha olvidado a nuestro hijo»..., lo que conlleva conflictos y un alejamiento entre ellos. Asimismo, las necesidades de cada uno de los miembros de la pareja pueden ser muy diferentes. Por ejemplo, la madre puede necesitar hablar de su hijo fallecido, recordarle, poner fotos en la casa, mientras que al padre le hace daño ver las fotos de su hijo, o hablar de él.

Tras la pérdida de un hijo aumenta el número de divorcios, sobre todo en los casos en que la relación previa no era sólida. Una de las razones de este aumento de separaciones es la diferencia de afrontamiento, en general, entre los padres y las madres. Según un estudio reciente, los padres tienden a centrarse en el trabajo en mayor medida que las madres, mientras que estas concentran su esfuerzo en el cuidado y atención de los otros hijos; por su parte, las madres expresan reacciones de duelo más intensas que los padres, y éstos mantienen menos contacto con la familia de origen que las madres.

Sin embargo, después de la pérdida de un hijo, sobre todo cuando la muerte ha sido por suicidio, muchas parejas se sienten más unidas.

Desde que falta nuestro hijo, mi marido y yo nos hemos unido más. Es verdad que a veces tenemos que hacer un esfuerzo para respetar el dolor del otro, o ceder en algunas ocasiones. El otro día mi marido quería ir al cementerio, yo me había levantado más tranquila que otros días y no me apetecía ir porque sabía que después me sentiría peor, pero fuimos juntos. Yo sé que él también hace cosas por mí… Creo que unidos podremos afrontarlo mejor.

Una mujer que perdió a su hijo por suicidio

La muerte de un hermano provoca asimismo un intenso sufrimiento. Los adolescentes y jóvenes que pierden a un hermano o hermana por suicidio a menudo expresan que se sienten solos en su dolor porque sus padres están devastados, por lo que tienden a no expresar sus sentimientos delante de ellos para no ser una carga. Debido a esto, en ocasiones los padres y otros familiares piensan que ellos no lo sienten tanto, que, como son jóvenes, lo van a superar enseguida, y esta actitud puede generar mucha soledad e incomprensión.

Por este motivo se considera que el duelo de los hermanos es un «duelo olvidado». Sin embargo, en muchas ocasiones se trata de un duelo muy complicado, porque el vínculo entre hermanos, independientemente de la relación que tuvieran, es muy especial. Al igual que en el caso de la muerte de un progenitor, la muerte de un hermano implica la pérdida de un pasado compartido.

Nadie más sabe lo que era crecer en su familia. Es importante entender, por tanto, que los adolescentes y los jóvenes que pierden a un hermano se enfrentan al vacío, a preguntas tan temidas y dolorosas como «¿Tienes hermanos?» o «¿Cuántos hermanos tienes?», a todo aquello que no vivirán con su hermano: el día que se casen, cuando tengan un hijo; si era su único hermano, nunca serán tíos…

Cuando me preguntaron por primera vez si tenía hermanos, me quedé paralizado… No se me había ocurrido pensar que pudieran hacerme esa pregunta. Nunca lo pensé, por eso no sabía qué decir… Al final contesté que tenía un hermano. Afortunadamente, eso fue todo. La persona no siguió hablando de ello… Desde entonces esta es para mí una pregunta difícil.

Un chico cuyo único hermano se suicidó

Los hermanos a veces se sienten responsables de alguna manera del suicidio porque consideran que no hicieron lo suficiente para apoyar a su hermano o hermana, o porque no se dieron cuenta de lo mucho que estaba sufriendo. Es frecuente también que, después del suicidio de un hermano, se sientan enfadados con él por haberlos abandonado. Algunos hermanos expresan una mezcla de tristeza y alivio porque el sufrimiento de su hermano ha terminado. Asimismo es habitual sentirse culpable por seguir viviendo y, en ocasiones, es difícil adaptarse al cambio en las relaciones familiares cambiantes, por ejemplo, convertirse en el hijo único, o en el mayor o el pequeño. A menudo se sienten presionados para llenar el espacio vacío que ha dejado su hermano en la familia, o intentan de alguna manera compensar la pérdida de su hermano en la familia.

Por todo esto, desde la Asociación hemos creado un nuevo camino, aun por recorrer: Efecto mariposa. Un grupo de supervivientes del suicidio, dirigido a personas que hayan perdido a sus seres queridos por suicidio. Con ello queremos proporcionar:

  • Un sentido de comunidad y apoyo.
  • Un entorno empático que proporcione la sensación de ser comprendido.
  • La esperanza de que la “normalidad” puede volver a llegar con el tiempo.
  • Las experiencias compartidas en el duelo por suicidio, como los aniversarios difíciles y las ocasiones especiales.
  • Oportunidades para aprender nuevas formas de abordar el día a día.
  • Ser una “caja de resonancia” para discutir los temores y preocupaciones.
  • Un entorno en el que la expresión del dolor pueda ser compartida, exista confidencialidad, y se ofrezca comprensión y apoyo.
  • Información y apoyo sobre el suicidio y el duelo por suicido.

 

“No podemos prevenir lo que no mencionamos. Hablemos libremente del suicidio.”

 

Fdo. Alba Ortiz Juez. Psicóloga de Salud Mental Aranda

ASISTENCIA PERSONAL: CAMINANDO HACIA LA VIDA INDEPENDIENTE II

Continuamos conociendo el Servicio de Asistente Personal de la mano de los participantes que se benefician de este servicio que ofrecemos desde Salud Mental Aranda. (Para preservar la intimidad de los participantes se les ha asignado un pseudónimo).

Por qué te viene bien compartir ese rato con el AP.

TIGRE: He cogido confianza con mi asistente y me gusta pasar tiempo con él.

GATO: Por la seguridad y el alivio con el que me encuentro.

PUMA: Me hace olvidar lo mal que lo pasé con mi expareja, lo pasé muy mal cuando a veces pensé en el suicidio y hablar de esto y de otras cosas me ayuda a superarlo.

CABRA: Me ayuda a distraerme de la rutina del pueblo, siempre me alegro mucho cuando viene y me siento escuchada y que me entiende.

OVEJITA: porque estoy muy sola y me gusta hablar con la asistente, se me hace corto el tiempo ya que se me pasa muy rápido, porque cuento lo que me ha ocurrido a lo largo de la semana y contarlo me ayuda a estar mejor.

ZORRO: Me ayuda a salir de casa un par de horas a la semana, algo que me viene muy bien y que espero con ganas.

DELFÍN: Me siento bien con ella y me da confianza para hablar de mis cosas porque no me siento juzgada, además me anima para seguir adelante y me hace sentir que soy capaz.

BURRITO: Me ayuda saber que estáis ahí.

KOALA: Porque cuando estoy con él me apoya y me da muy buenos consejos, y me hace sentir bien.

PANDA: Porque cuando estoy con el me encuentro a gusto, y me enseña a controlar mis frustraciones.

¿Tienes confianza con tu AP? ¿Qué te ha llevado a tener esa confianza?

TIGRE: Sí, llevo 3 años con él y me siento cómodo y con la confianza suficiente para poder hablar de cualquier cosa.

GATO: Tengo mucha confianza con mi AP, sobre todo por la seguridad y el alivio que me proporciona.

PUMA: Bastante, son gente de confianza y lo demuestran dándote la ayuda que necesitas.

CONEJO: Si, que alguien me escuche con respeto y no sentirme juzgada me hace confiar.

PERRO: Si, mucha, tengo más confianza que con la familia porque el AP me ayuda y me apoya.

GORRIÓN: Si porque nos tratamos con honestidad, respeto y sin prejuicios, algo que echo de menos en mi vida diaria.

CABRA: Si, comparto todo con ella hablamos mucho y de muchos temas, nos reímos mucho y me alegra la vida, eso me da confianza.

OVEJITA: Hemos conectado bien, porque me entiende bien.

LINCE: si tengo confianza. Son muchas horas juntas en las que hemos hablado de todo, y, como se suele decir, “el roce hace el cariño”.

ZORRO: He cambiado tres veces de asistente en cuatro años y todos son buenos profesionales, eso me da confianza porque, además, me tratan con respeto y cariño.

DELFÍN: Si, nos conocíamos de antes y eso es un punto, además me valora y me respeta tal y como soy.

GATO II: desde luego que si. Su forma de ser conmigo y de tratarme tan bien desde un principio, sin ni siquiera conocerme.

BURRITO: Sí, tengo confianza y estoy contento con ella, escucha, y ayuda.

KOALA: Si, porque día a día me lo demuestra.

PANDA:  Me lo demuestra todos los días que puedo confiar.

¿Cómo estabas antes del servicio y cómo te encuentras en este momento? ¿Te sientes capaz de hacer más cosas por ti mismo que antes del SAP? ¿Crees que haces más cosas por ti mismo desde que empezaste con el SAP?

TIGRE: Antes me encontraba fastidiado emocionalmente, sin embargo, ahora estoy mejor. Me siento con más ganas de vivir que hace unos años.

GATO: He mejorado mucho en ilusión y ánimos en general. Me siento capaz de hacer más cosas, con muchas más ganas. Siento que estoy más organizado, con mucho consejo.

PUMA: Después de una mala relación con mi expareja me quedé hundido tanto psicológica como económicamente y estas personas me están ayudando mucho porque sin ellas no volverían a ser el mismo de antes. Ahora me encuentro bastante mejor y con otra perspectiva de la vida, me siento con más capacidad para hacer más cosas que antes gracias a la ayuda del SAP. Ellas son una gran ayuda y lo digo con todo el corazón, no lo digo por decir, sino que lo siento como lo digo.

CONEJO: Llevaba un tiempo mal, me encontraba muy baja de moral, con pocas fuerzas y sin ninguna motivación para hacer algo. Ahora me encuentro mucho mejor, mi vida se ha normalizado y vuelvo a ser una persona autónoma.

PERRO: Fumo cannabis, depende del consumo que haga estoy bien o mal, pero el AP me da fuerzas para ganar confianza en mí mismo y siento que me comprenden. Para mí son una gran  motivación que me ayuda a intentar superarme cada día.

GORRIÓN: En mi casa me han sobreprotegido siempre, desde mi diagnostico en salud mental han hecho todo entre mis padres y mis hermanas. Desde que empecé con el AP siento que he madurado emocionalmente y me ha ayudado a superar los malos momentos que he pasado al tener que cuidar primero de mi padre y su fallecimiento y ahora de mi madre que es una persona mayor. Ahora me siento más capaz de hacer cosas por mi misma porque tengo el apoyo del  AP que me refuerza y me ayuda a seguir adelante.

CABRA: antes del AP no salía para nada de casa, me sentía sola y triste, he conseguido vencer los miedos y las sombras que me perseguían, mi vida ha cambiado para mejor. Ahora tengo muchas ganas de salir y de hacer planes y actividades fuera de casa y aparte también tengo una rutina que me encanta romper.

LINCE: Estaba muy sola, casi perdí hasta el habla. Ahora hablo durante dos horas con fluidez. Mi AP es el vínculo que tengo con el mundo y me hace sentir conectada, aunque a penas salga de casa.

DELFÍN: Antes me sentía sola, no tenía con quien expresar lo que siento de forma libre. Ahora me siento capaz de decir lo que quiero en voz alta y que alguien me escuche sin juzgarme. Me siento capaz de hacer cosas sola, y así voy perdiendo los miedos y tengo más confianza en mí misma.

KOALA: Antes me encontraba agobiado por lo que me está pasando, ahora estoy mejor mentalmente, y tengo más apoyo.

PANDA: Antes mi relación familiar estaba muy deteriorada, y desde que estoy con él ha mejorado, pero tiene que ser aún mejor.