LA GUERRA DEL AMOR

Como escuché en una serie y todos bien sabemos, el amor y el dolor son sentimientos impacientes, egoístas y aliados y si los intentas ignorar gritan, gritan hasta que solo los escuchas a ellos.

Siempre se ha dicho que en el amor y la guerra todo vale, y es que muchas veces esos conceptos se convierten en sinónimos.

Se unen. Toda guerra es una lucha o disputa por un conflicto de intereses que suele dar lugar al sufrimiento de una o ambas partes. Sin embargo, la guerra del amor es la más bonita, aunque también puede ser la más dolorosa.

Y qué mejor guerra que la de dos enamorados peleando por quién cuelga el teléfono o defendiendo entre gritos y sonrisas un “yo te quiero más”.

Solo aquel dispuesto a luchar dicha batalla puede ser merecedor y por tanto “poseer” el más lujoso tesoro, sentimientos puros de amor, y el más valioso territorio, un hueco dentro del corazón de la persona indicada. Así como la más bella sonrisa a conjunto con su brillo de ilusión en el interior de los ojos. Pero esta no es una guerra fácil, incluso arriesgándote una y mil veces puedes no lograrlo y salir perdedor batalla tras batalla, más si dejas de intentarlo serás perdedor igualmente.

El amor, como cualquier guerra, no deja indiferente a nadie, cambia por completo la vida de todos aquellos a quienes arrolla sin remordimientos, el amor vuelve cobarde al valiente y valiente al cobarde, crea inseguridades al que más se quiere, obliga al más despistado a recordar por primera vez la fecha de un cumpleaños o los gustos de otra persona, y hace que el más organizado deje de lado responsabilidades por quedarse viendo una peli. El amor revive a aquel que estaba muerto en vida y provoca que el más vivo muera de amor por alguien.

El amor puede ser doloroso, volvernos estúpidos, cambiarnos; puede hacer que nos olvidemos de nosotros mismos, incluso de todo nuestro pasado o de quién éramos hasta aquel día que Cupido nos flechó, pero es la mejor de las guerras que cualquiera podría disputar.

Cerodoce

COMITÉ PRO SALUD MENTAL ARANDA

El Comité Pro Salud Mental Aranda es un espacio para todos l@s participantes que acudimos a la asociación, con el objetivo de juntarnos, hablar sobre cuestiones y temas que nos interesan y preocupan, recibir información y trasladar aquellas cuestiones que consideramos importantes, y que llegan al equipo técnico y a la Junta Directiva.

Tiene ya una andadura de unos 10 años, el primero fue iniciativa de nuestra presidenta Elena Briongos y después se ha ido consolidando hasta la actualidad. Es una de las actividades a la que más asisten los participantes de la asociación y funciona muy bien desde siempre.

Celebramos el Comité normalmente el último viernes de mes, exceptuando que coincida con festivo u otra actividad que impida realizarlo.

La reunión del Comité se realiza en la sede de la asociación de la Plaza San Esteban y está compuesta por un secretario y moderador, la coordinadora (que es una técnica de la asociación) y todas aquellas personas que acudan, que suelen ser unos 20 participantes.

Cada vez que una persona se une al comité, se le informa de las normas que rigen la reunión, que son: respeto hacia todas las personas y de todos los temas, y hablar respetando el turno. También se informa que se elabora un acta de cada reunión y se recalca que lo que se hable se quedará entre nosotros, pues en el acta se registra todo de forma anónima.

La duración del Comité Pro Salud Mental suele durar en torno a una hora y media.

En él se tratan temas de acontecimientos que han pasado, que están sucediendo o que van a suceder y tienen incidencia en la asociación.

Hay un grupo de personas que se encargan de la preparación del Comité, y se reúnen una vez al mes, previo a la realización del Comité, con el apoyo de la coordinadora, y se encargan de trasladar aquellas cuestiones que consideran que pueden ser de interés de tod@s, temas que le han propuesto otras personas, agenda de las actividades de la asociación, y un largo abanico de temas, que se van proponiendo en el Comité. En esta reunión, se resume todo en una presentación, para sintetizar los temas, y que nos ayude a elaborar el acta de la reunión, donde se deja constancia de los temas tratados y de los acuerdos.

Existe un Comité Pro Salud Mental a nivel regional, que lo coordina la Federación Salud Mental Castilla y León, y en el que participamos con la asistencia de uno de nosotros. También, hay un Comité Pro Salud Mental a nivel nacional, de la Confederación Salud Mental España, y en él participa nuestro representante regional. Como se puede apreciar, los Comités son estructuras muy consolidadas, que ya tienen un gran recorrido, y que su repercusión es muy importante a nivel organizativo en las entidades del movimiento Salud Mental.

Todos los que asistimos siempre salimos muy contentos, y es por ello, que animamos a más participantes de la asociación, a que se unan y conozcan el Comité, ya que es un espacio nuestro, de todas las personas que participamos en los servicios de Salud Mental Aranda.

¡¡ OS ANIMAMOS A QUE LO CONOZCAIS POR VOSOTR@S MISM@S!!

FILOSOFIA DE BARATILLO

Debemos preguntarnos en primer lugar: ¿Cuál es la verdadera naturaleza de la locura?

Todo acto, comportamiento, o criatura con entidad propia proviene de algún lugar y su génesis ha sido impelida por algún tipo de fuerza mental, consciente o inconsciente; descartando otras posibles causas que se nos escapan, y que solo son en este momento elucubraciones más o menos bienintencionadas.

Lo que está claro, es que los mismos desencadenantes que llevaban a un habitante de la Roma imperial a perder la chaveta, a botársele la canica, o a estar tocado del ala, son los causantes últimos de las enfermedades mentales en nuestros días. Aunque con el escasísimo conocimiento que se tiene actualmente de las funciones del sistema nervioso central, es más que posible que con el paso de los años se descubran otras posibles causas, hoy del todo desconocidas. Incluso es plausible que la mente no esté donde se cree unánimemente, y ésta se localice incluso fuera de nuestra envuelta física, o por cuestiones relacionadas con el entrelazamiento cuántico, esté bilocada.

La clave para comprender, aunque sea vagamente y a grandes rasgos, y, por tanto, para diseñar tratamientos efectivos, está en la génesis de la disfunción mental.

Es bien sabido que faltan piezas claves para descifrar el enigma.

 

Quizás tengamos que retrotraernos a la antigüedad para retomar el hilo donde están esperando pacientemente las respuestas, o como especulan algunas teorías basadas en la mecánica cuántica y en la teoría del universo holográfico, no somos más que piezas en un programa de dimensiones inimaginables. Por si es cierto que, solo somos avatares de un videojuego cósmico jugado torpemente por un adolescente aquejado de acné, alcemos nuestra vista al cosmos y exigimos respuestas.

Nikola Tesla infirió una teoría sobre el origen de la electricidad basada en sus experiencias infantiles junto a su querido gato Macak. Especulaba que el universo podría ser un gato gigante cuyo lomo acariciaba dios. Como ven, las hipótesis para explicar el vasto escenario donde nos desesperamos son tan líricas, brillantes, o descabelladas, como la mente que les da forma.

Centrándonos y siendo reduccionistas, por cuestiones de tiempo, y por no causar al lector una insoportable cefalea; las causas, digamos emocionales, yo diría de software o soporte lógico, o si lo quieren llamar, la parte intangible del proceso cognitivo, se retrotraen a la esencia más reptiliana de como percibimos el mundo.

Una sociedad que se desmorona como la nuestra, debería haber previsto la más que previsible consecuencia del deterioro psíquico de la población, que por mi congénito cinismo, es el resultado de las políticas sociales y económicas que promueven el aislacionismo de los ciudadanos hasta límites aberrantes.

Como bien saben, un individuo cuando se le fuerza a procesar sus ritmos vitales en el modo de mera supervivencia desarrolla unos hábitos poco saludables en cuestiones como preservar su propia integridad física, y no digamos mental.

Es indudable que estamos en un periodo de cambio hacia otro paradigma global, posiblemente, llámenme pesimista, mucho más destructivo y sin lugar a dudas, mucho más deshumanizado.

 

Volviendo al tema inicial de este artículo, nuestra existencia está encorsetada en unos parámetros acordes al animal medio pensante que por desgracia somos y nos vemos expuestos a la mera función que parece ser que tenemos encomendada en esta tragicomedia llamada vida: la depuración de nuestra propia especie a través de procesos de transmisión de genes, o sea, de paquetes de información. Al parecer, somos poco más que una bolsa de crujientes aperitivos con una colorida sorpresa en su interior.

Al final va a resultar que somos un soporte de datos con pretensiones filosóficas que le sobrepasan ampliamente, una pequeña polilla que intenta comprender porque tiene que volar hacia la llama de una vela.

Una vez que asumes que estás vivo, muerto, o quizás ni existes, las cosas están meridianamente claras.

Con tan pocos factores despejados de la ecuación de la vida es imposible encontrar las respuestas a enigmas tan complejos, pero con el atrevimiento del ignorante, yo me aventuro a escribir de lo divino y de lo profano, otro privilegio de no estar en mis cabales.

¿Que subyace en el más pestilente fondo de una enfermedad mental?, el miedo; el mismo terror que paralizaba en las largas noches de invierno a nuestros ancestros al imaginar avivadamente la posibilidad cierta de ser devorado por una fiera, de desaparecer en un instante, sumergiéndose en la nada profunda y oscura.

Un enfermo de melancolía, o de delirios insanos, (como diría un viejo galeno), si desea recobrar la templanza; (otro asunto es definir el espectro que engloba la locura en sí), debe despojarse del miedo a la muerte, lo cual abarca el deterioro físico asociado indisolublemente a la vejez.

Bajo mi parecer, las pérdidas materiales, en cuanto acercan al individuo a la muerte física por falta de medios de subsistencia, es otro factor que encadena a la pérdida de objetividad.

 

Concluiré diciendo ,que al igual que un martillo puede ser una herramienta al mismo tiempo que un arma contundente y de inigualable efectividad en el desarrollo de su función destructiva, la maquinaria que nos proporcionó la naturaleza  y que nos da cierta ventaja evolutiva, como la posibilidad de prever acontecimientos tan lejanos que muchas veces nunca llegarán a suceder, también es esa arma de agudísimo filo  que nos hace ver las infinitas posibilidades de ser comida para seres en una posición más elevada en la cadena trófica. Somos poca cosa en este mundo repleto de bestias hambrientas, desde las bípedas otras de múltiples extremidades.

Yo he dicho siempre que la locura, aun siendo en leves y casi inapreciables proporciones, es el estado natural del ser humano.

La imaginación ha traído muchas desgracias por el mero hecho de dibujar escenarios poco tangibles, pero igual de desesperantes que la más férrea realidad. Asomarse al abismo trae muchos dolores de cabeza y es bien sabido, que desde ese mundo que conoceremos más pronto que tarde, alguien nos llama por nuestros nombres y si miramos fijamente a esa estación de final de trayecto nuestra calma desaparecerá y nos llamarán locos de atar.

Pero no todo está perdido, porque hay un arma infalible que puede revertir los síntomas de los delirios maniacos más exacerbados y que puede proporcionarnos las más resplandecientes alas para volar muy lejos de los insondables pozos de la desesperación.

Esa llama que ilumina las tinieblas despojándolas de las zonas en penumbras donde se esconden los monstruos acechantes se llama amor. Hablo de ese amor que no conoce distancias, leyes de la física y al cual no le importa lo más mínimo en el cúmulo estelar que habitamos.

Ese raro y preciado tesoro se encuentra, pero no se puede buscar. Surge detrás de unos ojos, de una sonrisa, o del gesto más simple y cotidiano.

Buda dijo: «El amor solo busca liberar a todos los seres por igual del sufrimiento y alcanzar la felicidad». Quien soy yo para llevarle la contraria a miles de años de sabiduría oriental. Así que la conclusión está clara: Amén hasta que todo sea luminoso y tengamos que llevar gafas de sol en lo más crudo del invierno arandino.

Casa Rural La Tarja

Salida el viernes 1 de diciembre a las 11.40 parking ambulatorio sur.

Llegada a Martin Miguel (Segovia) Casa Rural La Tarja y recibimiento de Victoria, la dueña de la casa con pastas.

Se repartieron dos grupos, 1 y 2. El uno hizo la comida: macarrones con carne picada y atún. Por la tarde visitamos el pueblo de a lado, Valverde del Majano.

Un pueblo de categoría, tenía de todo: frontón y pista de tenis, y varios polideportivos, ya llegando al bar se puso a granizar y cuando estábamos dentro cayó una tormenta impresionante y cuando nos íbamos dejó de llover. Tuvimos suerte pues nos acompañó el tiempo.

Llegamos a la Casa Rural y nos pusimos a hacer juegos de mesa. Después el grupo 2 fuimos a preparar la cena, tortilla de patata. Nos pusimos a comer y después de la cena algunos se pusieron a ver una película y otros nos fuimos a la cama.

El sábado por la mañana, estuvimos en el Alcázar de Segovia, que data de principios del siglo XII, es uno de los castillos medievales más famosos del mundo y uno de los monumentos más visitados de España. Por sus estancias han pasado veintidós reyes, además de algunos de los personajes más destacados de la historia. Nos costó encontrar aparcamiento. Cuando entramos en el Alcázar, todo lo que se veía era precioso, nada más al entrar lo primero que vimos fue armaduras de caballeros y soldados. La siguiente sala tenía unos cuadros preciosos y unos techos muy bonitos. Otra de las salas unos cañones y mesas. Se me ocurrió subir al torreón que tenía 140 peldaños de caracol, menos mal que a los 80 peldaños tenía un mirador y no sé cómo llegué ya que mis piernas ya no podían más. Otros compañeros subieron hasta arriba, yo me bajé y me fui con unos compañeros a tomar un café y ya nos juntamos todos y nos fuimos a la Casa Rural.

El quipo 2 hizo la comida; Arroz a la cubana. Tras comer salimos a visitar por la tarde el Castillo de Turégano

Hubo una construcción medieval con torres sobre la que se especula que fue de origen árabe; de esta época se conservan algunas torres y muros de tapial en lado norte del exterior del castillo.

Posteriormente el obispo Pedro de Agén, a finales del siglo XII inició la construcción, en este espacio fortificado, de la iglesia de San Miguel, de estilo románico.

En torno al templo se levantó la fortaleza-palacio a partir de 1471 a iniciativa del obispo Arias Dávila, que se ampliaría en diversas ocasiones. Más adelante, en el siglo XVI se perfeccionó la fortaleza con muros, acondicionados para la defensa con armas de fuego, y reforzados con torres cilíndricas.

En el centro del pueblo había un mercadillo Navideño y estuvimos viéndole y picamos un poco de todo y nos fuimos a tomar un café. Nos juntamos todos y de regreso a la Casa Rural, previo a la cena jugamos un bingo.

El equipo 1 preparo la cena: hamburguesas y perritos calientes. Después pasamos la noche viendo una película todos juntos y luego todos a la cama.

El domingo ya nuestro último día, desayunamos, recogimos la casa y preparamos los bocadillos y salimos a visitar el pueblo de Pedraza, con su castillo medieval y sus calles estrechas.

Castillo de Pedraza, en la provincia de Segovia fue construido en el siglo XIII, de origen romano y árabe. Está situado en una zona defensiva clave. Vimos el pueblo y pudimos comer todos juntos en un bar, luego fuimos a otro bar a tomar el cafecillo y vuelta Aranda que llegamos sobre las 17.30h.

Fue un fin de semana distinto, lleno de actividades, convivencia y lo pasamos muy bien.

Fdo. Doroteo Vegas Gutiérrez.

UN HECHO REAL 

De cara al cierre del año, queríamos haceros llegar el trabajo que realizamos desde el Programa de Itinerarios Personalizados de Inclusión Sociolaboral para Personas y Jóvenes con Discapacidad; pero este año nos hemos propuesto no aburriros con tecnicismos o datos; sino que queremos compartiros la experiencia de Marga, una antigua participante del programa que ha querido que conozcamos su historia en el programa de empleo de Salud Mental Aranda. 

“Mi historia con Salud Mental Aranda comenzó de forma casual, un día paseando me encontré con una compañera de trabajo y me comentó qué hacían en esta asociación; cursos de informática (internet), educación emocional, orden y limpieza, debates grupales, búsqueda de trabajo, etc.; y que te ayudaban en todas las situaciones que no te sepas desempeñar. 

Me puse muy contenta porque sabía que me iban a pasar cosas muy buenas y al día siguiente me presenté allí. Me recibieron con todo el respeto que merece todo ser humano; y haciéndome sentir que lo único que querían era ayudarme, y que con la asociación estaba acogida. 

Así empecé mi proceso de ir caminando con ellas, y en el transcurso, ellas me ayudaban a levantarme de mis situaciones y diluirlas con consejos y habilidades para solventarlas. 

Hoy en día, estoy trabajando en una empresa fuerte gracias a mi responsable que me animó mucho. Me va bastante bien porque estoy bastante segura de mí misma, porque en la asociación de “Salud Mental Aranda” me han fortalecido mentalmente con personalidad y luego en el trabajo ya saben que casi todo está informatizado y como nos han quitado el miedo a la informática pues todo va rodado, relaciones sociales, etc. 

A día de hoy, sigo con la asociación; y cada vez que tengo dificultades acudo a ellas y mi responsable me dedica un tiempo para mí, para escucharme y aconsejarme. 

NUNCA VOY A OLVIDAR SU DEDICACIÓN 

¡¡¡Gracias!!!” 

¿Te interesa participar? Ponte en contacto a través del teléfono 947.54.60.80 Ext.4 

LOS SECRETOS DETRÁS DE LOS VISILLOS

En un pequeño pueblo, de la España vaciada, de la que tanto se habla ahora, allá por los años 80, vivía la pequeña Ana, en el seno de una familia “normalita” para la época, con los recursos suficientes, no para caprichos.

Era una niña tímida, asustadiza, sentía miedo por muchas cosas que le hacían permanecer como en una alerta continua cuando se le acercaba algún hombre mayor del pueblo sobre todo el “tío Paco” o algún otro individuo que no le gustaba, que le hacía sentirse incómoda y algo en su interior le decía que se alejase. Ella no dormía bien, nunca lo dijo, tenía pesadillas, cuando se despertaba de ellas lo único que recordaba era el miedo que había pasado.

En el colegio no era de las niñas “guais” o “populares”, más bien todo lo contrario; su timidez y desconfianza le hacían permanecer en segundo plano. No se acuerda de mucho de esa etapa en el colegio ni de su infancia, la mayoría de sus recuerdos son sensaciones negativas o pequeños “flash” de alguna situación que le angustia y, que cuando aparecen en su mente no les deja que afloren, les guarda en su “baúl del olvido”.

Fuero pasando los años, seguía con sus miedos y su timidez, a veces, la cabeza le daba vueltas, pues veía y oía cosas que aun siendo pequeña sabía que no estaban bien, pero eran esas “cosas” de las que nunca se hablaba. Hasta que un día, ya en plena adolescencia, hablando con otras niñas del pueblo de sus cosillas de novietes, una de ellas comento a otra: “¿te acuerdas cuando éramos pequeñas y un día el tío Paco nos invitó a entrar con él en su corral, cerró la puerta y al momento apareció mi hermana y sus amigas? Y, ¿cómo nos sacaron de allí y le chillaron?” (nadie comentó nada, siguieron hablando de cosas de chicas). Fue entonces cuando la ya jovencita Ana recordó que una vez siendo muy pequeña, estando en el huerto con su madre apareció el tío Paco y viendo que su madre estaba atareada en preparar el huerto, quiso que Ana le siguiera ofreciéndole caramelos. Enseguida oyó a su madre gritar su nombre para que volviera y recuerda que cuando llegó a su lado, ésta le dijo muy enfadada que no se le ocurriese irse con el tío Paco a solas, ni con nadie. No obtuvo ninguna explicación más, en esa época si preguntabas por qué, la contestación era: “porque lo digo yo y punto”.

A raíz de ese día, Ana por fin supo de dónde le venía ese miedo, ese estado de alerta continuo y quizás su timidez, era por los “monstruos” (como años más tarde los llamó), que acechan a las niñas y las jovencitas del pueblo. “Monstruos”, que eran simpáticos y amables como el tío Paco, al que se le tenía gran aprecio en el pueblo; sobre todo muchas mujeres pues siempre les decía algún piropo.

Unos años después, Ana se fue a estudiar fuera de su pueblo, lejos, como muchos jóvenes de su época, con una de las becas que existían entonces. Para ella fue la oportunidad de alejarse de los “monstruos”. Decidió quedarse en el lugar donde estudió, buscó trabajo y organizó su vida.

Del tío Paco poco más supo, en una ocasión le comentaron que le habían pillado llevándose a una niña para el campo y se armó mucho revuelo en el pueblo, pero no creyeron a quien lo vio y dio la voz de alarma; dijeron que eran invenciones, ¿cómo iba a hacer eso un señor mayor. Ana se preguntó: ¿quedará alguna niña en el pueblo que no haya sentido el acoso de este individuo?

Años después de esto, en una de las llamadas habituales a su madre, ésta le comento que se había muerto el tío Paco, lo primero que se le vino a la cabeza a Ana fue: ¡ya era hora, por fin un “monstruo menos”!

Ana sigue con sus temores, con cierta desconfianza hacia algunas personas, se sigue guiando por su instinto sobre todo cuando le dice que se aleje de algo que le hace sentirse incomoda e incluso sentir miedo; sigue enviando sus “flash” de recuerdos al “baúl del olvido”.

(De aquel comentario de las amigas y de sus pocos recuerdos que enviaba al “baúl del olvido”, no dijo ni comentó nada, ¡de esas “cosas” no se hablaba!, era un tema tabú, en el pueblo se sabía que pasan, pero no se comentaban, es más se callaban; son parte de las “cosas” que pasaron en la llamada “España vaciada”, secretos que quedan detrás de los visillos)

 

Fdo. MUJER RURAL

 

Desde el grupo Sumando Voces femeninas, queremos añadir nuestras voces a relatos como el que cuenta la historia de Ana, para motivar y movilizar a otras mujeres en la lucha contra la violencia de género:

  • ¡Compañera quiero que te sientas apoyada, poderosa, valiente…! ¡Nosotras podemos, nosotras valemos! ¡Basta ya de violencia, tenemos que hacernos valer! Tenemos que ser felices.
  • Respétame, valórame.
  • Que el pasado no vuelva a tu vida. ¡¡¡Lucha!!!
  • Eres mujer de las mil batallas, luchadora, valiente. Una mujer que tiene que perder el miedo, empezar a ser ella misma y valorarse, pero sobre todo piensa en ti y se feliz. ¡¡A por todas, estamos orgullosas de ser mujeres!!
  • ¡No temas, el tiempo pone a cada persona y a cada cosa en su lugar! Las mujeres tenemos que romper con todos esos miedos y con todas esas barreras y empezar a ser felices.
  • Ahora nos toca ser felices, ahora toca seguir hacia adelante con valentía.

 

<< Pon freno a la violencia de género, todas somos personas >>

 

 

 

 

Salud Mental, Derecho Universal

Como cada 10 de octubre, celebramos el Día Mundial de la Salud Mental. Este año, el lema elegido por las votaciones de más de 2000 personas, ha sido «Salud Mental, Salud Mundial, un Derecho Universal», un lema con el que se quieren dar a conocer las principales vulneraciones de derechos humanos que se producen en el ámbito de la salud mental.

Desde Salud Mental Aranda, nos unimos a las reivindicaciones de nuestro movimiento asociativo, pero queremos poner el foco en las propuestas y soluciones, para que no se quede sólo en la conmemoración del Día Mundial, sino que la Salud Mental sea de verdad una Política de Estado.

¿Qué Propuestas planteamos?

  • Incrementar los presupuestos en salud mental porque continúan siendo insuficientes, con equipos profesionales incompletos y con falta de coordinación entre administraciones.
  • Que se tienda de forma urgente, hacia las “cero contenciones” y la erradicación de la coerción de cualquier naturaleza (física, química o emocional)
  • Que se destinen más recursos que permitan desarrollar medidas alternativas desde un enfoque de derechos humanos, cambiando el paradigma actual por uno basado en la recuperación, en la atención comunitaria y en la promoción de la autonomía de las personas. Para ello se deberían:
    • Rediseñar los espacios de hospitalización y la organización de profesionales y actividades, orientándose hacia la acogida, evitando el exceso de normas y reglas, detectando aspectos hostiles que puedan hacer que las personas puedan sentirse amenazadas y desconfiadas.
    • Establecer unidades de hospitalización con pocas camas, con ambiente terapéutico y tranquilizador, que promuevan relaciones que generen confianza, en los que la gente se sienta acogida. Dotarlas de profesionales en número, cualificación y condiciones laborales adecuadas.
    • Promover una cultura de trabajo orientada a la no coerción, que incluya la reflexión y debate permanente y la conciencia de responsabilidad entre los y las profesionales sobre el comportamiento ético con cada persona.
    • Formar a los y las profesionales en prácticas de relación terapéutica centradas en la persona. Apoyarles para que sean capaces de plantear alternativas creativas, reconocer y difundir sus esfuerzos, generando así una cultura profesional libre de coerción.

      Acto Institucional en el Ayuntamiento de Aranda de Duero
  • Que se humanicen los tratamientos y se garantice una intervención especializada centrada en la persona, que fomente la autonomía de las personas con problemas de salud mental, a través de:
    • Planes Individualizados de Atención
    • Equipos de Intervención Familiar
    • Apoyo Domiciliario a través de los equipos de salud mental en el ámbito comunitario
    • Desarrollo de equipos multidisciplinares especializados que atiendan a las personas con problemas de salud mental y sus familiares, compuestos por un número suficiente de profesionales de la Psiquiatría, Psicología, Enfermería, Trabajo Social, Educación Social, auxiliares, auxiliares de apoyo domiciliario, terapeutas ocupacionales o técnicos de integración social.
  • Que las administraciones españolas revisen su legislación actual, propongan acciones contra la discriminación y tengan presente en futuras normativas el respeto al compromiso internacional que contrajeron con la firma de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
  • Garantizar el ejercicio de la capacidad jurídica y el sistema de apoyos: Se requiere de una inversión económica que permita la transición del modelo de sustitución de decisiones por el nuevo sistema de apoyos. Este sistema debe contar con las personas con problemas de salud mental, sus familias y las entidades sociales que representan sus intereses.
  • Fomentar el servicio de asistencia personal, un servicio dirigido a fomentar la vida independiente.

    Inauguración de la Exposición de Pintura
  • En cuanto a la información y formación:
    • Los y las profesionales de la salud mental deben fomentar el empoderamiento de las personas con problemas de salud mental en todas las facetas. En primer lugar, promoviendo su participación en su propio proceso de recuperación.
    • Formar a los profesionales de atención a la salud mental sobre la Planificación Anticipada de Decisiones, para que informen y sirvan de apoyo a las personas con problemas de salud mental y sus familias en esta tarea.
    • Que ofrezcan información clara y precisa a las personas y sus familias
    • Fomentar la denuncia de vulneraciones de derechos como una manera de hacer justicia y visibilizarlas ante las instituciones y organismos que pueden tomar decisiones.
Celebración del Día Mundial en Miranda de Ebro

Son muchas las propuestas que lanzamos, pero son todas imprescindibles y necesarias, y totalmente cohesionadas. Creemos firmemente que la FALTA DE RECURSOS ECONÓMICOS Y HUMANOS es la base de todas las necesidades que detectamos.

España invierte en salud mental el 5 % del total del gasto sanitario, lejos del 10 % que dedican de media el resto de países de la Unión Europea. Poco podemos decir ante esta realidad, y es que mientras los poderes públicos no coloquen la salud mental como una prioridad y la doten de los presupuestos necesarios, pocas o ninguna de las propuestas que hacemos se llevarán a cabo.

Por otro lado, como movimiento asociativo, también queremos que el 10 de octubre sea un día de fiesta y celebración, y desde nuestra entidad son varios los actos que hemos realizado, y de los que os dejamos una muestra aquí, pero que puedes ampliar información, en nuestros perfiles en redes sociales:  LinkedIn  Instagram  Facebook   X  YouTube

 

Fdo. Eva Fernández Aylagas. Directora de Salud Mental Aranda

¿Habéis jugado alguna vez a inventar historias?

¿Alguna vez os habéis cruzado con alguien o habéis visto a alguien en televisión o periódicos y habéis imaginado cómo será su vida?

Durante este verano, las personas que participamos en el Servicio de Asistencia Personal hemos realizado este ejercicio de imaginación, aportando cada una de nosotras nuestra creatividad para conformar una historia en común.

¿Queréis ver cómo nos ha quedado? Os invitamos a leerla, y mucho más aún a poner en práctica la creatividad, sacar a la luz nuestra imaginación, integrar las ideas individuales en proyectos colectivos y, por supuesto… ¡pasar un buen rato poniendo a funcionar nuestro cerebro!

¡Esperamos que os guste!

 

Una noche estrellada, en un pueblecito de Castilla nació una niña a la que sus padres llamaron Ana. Ella crecía muy feliz y contenta en su pueblo, ya que no le faltaba la luz del sol, de las estrellas y de la luna. Pasaba los días paseando, disfrutando al aire libre y jugando con su perrita. Un día, estando en el campo, se puso a llover y se sorprendió mucho. La lluvia chocaba en su cara y le hacía sentir muy desprotegida, dirigiéndose inmediatamente al amor de sus padres. Al llegar a casa, Ana se puso a llorar desconsolada en los brazos de su madre.

  • ¿Qué te ocurre, Ana? – Pregunta su madre.
  • Me da miedo la tormenta, sobre todo los truenos y relámpagos.
  • No te preocupes Ana, es algo natural y en casa estás a salvo; nada va a pasarte.

Ana aún no sabía que esa agua y las tormentas que cayeron los siguientes días son muy beneficiosas para la flora y la fauna que vive a su alrededor. Tras unos días cubiertos de lluvias y tormentas, Ana vuelve a salir a corretear por el monte junto con su perrita y lo disfruta mucho, sobre todo viendo unos corzos que estaban tomando el sol en un claro del monte, ¡eran preciosos!

Los días volvieron a la calma, y Ana se dio cuenta de que las tormentas habían sido buenas, más viendo ahora brillar el sol y reflejarse en el verdor de los campos. Un día tranquilo, salió antes del atardecer a coger piñas, unos palos para hacer lumbre y encontró algunas setas y hongos, que pensó llevar a sus padres para venderlas en el pueblo. Volvió a casa muy ilusionada, pero sus padres la estaban esperando con una mala noticia. Nala, su perrita, su amiga y fiel compañera, había fallecido. ¡Pobre Ana! Se sentía profundamente triste, echaba de menos a su buena amiga, y le estaba costando mucho recuperarse y se sentía sola. Sus padres, que no sabían muy bien cómo ayudar, le compraron otra perrita (pensaron que “a rey muerto, rey puesto», a veces “en el reino de los ciegos, el tuerto es el rey”.

A su nueva perrita la llamó Peggy; se decidió por ese nombre porque cuando salía el sol y le daba en la carita, se le llenaba el hocico y la naricita de pecas. Pasó el tiempo, y Ana recuperó la alegría con Peggy. Un buen día, cuando Ana se despertó, se llevó una gran sorpresa… ¡Peggy había tenido seis cachorritos!

Como no podían hacerse cargo de los seis cachorros, empezó a buscarles un dueño, pero no resultó una tarea fácil. Las personas que les adoptaran tenían que ser seres apropiados para cuidarles, pues hay que tener tiempo y paciencia para hacerse cargo de ellos y darles cariño.  Ana salía con los cachorros y Peggy a la puerta de casa, donde hablaba con todos sus vecinos para ver si alguno de ellos quería hacerse cargo de uno de ellos. Poco a poco fue regalando todos, dándoles un hogar cálido y cercano al que poder ir a visitarlos. Además de regalarlos, muchos de sus vecinos le contaron historias que la encantaba escuchar, sobre su infancia, los amigos que tenían, sus mascotas… Le gustaba mucho hablar con su vecino Cesáreo, que siempre la contaba muchas historias.

  • “Cuando yo era pequeño, mis padres tenían dos o tres perros que eran los mejores para cuidar de las ovejas. Eran preciosos. Me gustaba mucho irme con ellos por el campo, sobre todo con uno al que llamábamos Chaval, que tenía un ojo de cada color. Era el mejor perro del mundo cazando gatos y ratones…”

De todas estas conversaciones e historias que había escuchado, sacó muchos aprendizajes. Se dio cuenta de lo importantes que son los perros para las personas, de cómo nos enseñan a querer y ser queridos. También de lo importante que es que los perros tengan buenos dueños, para ser bien cuidados y educados. También descubrió en estas charlas, que todas las pérdidas son duras, también las de los perritos que nos acompañan en nuestra vida, pero que con el tiempo, y rodeándose de cariño siempre se puede salir adelante.

Después de la tormenta, llega la calma (y el aprendizaje).

¡Qué bonito es querer, y quererse!

 

                Fdo. Grupo SAP Salud Mental Aranda.

LIGA MENTEGOLES. UN RETO DE TRABAJO EN EQUIPO Y SUPERACIÓN

Todo comienza en Octubre, cuando la Federación Salud Mental CyL comienza a fraguar la liga para ese mismo año. Durante unos meses todo es organización, gestión, papeleo…imprescindible para que todo esté en marcha y en Enero empezar a organizarnos con los compañeros de otras asociaciones para marcar las fechas de los partidos correspondientes a jugar.

Entonces vienen los nervios, los entrenamientos más exigentes, no solo a nivel técnico, si no también táctico, sin olvidar que es un deporte de equipo y por lo tanto todos los integrantes son imprescindibles.

Pasan los meses y se van desarrollando partidos: en una ciudad, en otra, en la tuya propia… Se juntan varias sensaciones: Partidos que se juegan más y otros que menos, la forma física ese día, compañeros que no pueden acudir… Marcas un gol, o dos, puede que ninguno. Partidos que se ganan y otros que se pierden. Afición animando desde la grada, compañeros, amigos, familiares de tu asociación que se desplazan para ver jugar al equipo…Las palabras del entrenador, tan necesarias en ciertos momentos de juego, así como en los vestuarios.

Tras los partidos viene la mejor parte: la convivencia, el trato con otros compañeros de otras asociaciones que no ves hace tiempo, desde otra actividad en la que se haya coincidido: tomar algo todos juntos para recuperar energías, dar un paseo por tu ciudad o su ciudad, reír y hablar, hasta incluso bailar…son varios ejemplos de cómo se vive un día de Mentegoles.

El día de la final es un día señalado en el calendario en todas las asociaciones que pertenecen al movimiento asociativo Salud Mental Castilla y León.

Esta vez tenemos los testimonios de tres compañeros que han decidido contar su experiencia como entrenadores de equipo. Por un lado a Marta como entrenadora del equipo de Salud Mental Burgos (Prosame); Efrén, como entrenador del equipo de Salud Mental León (Alfaem), y cómo no, contamos con la opinión de Álex, nuestro técnico de Salud Mental Aranda.

Nuestros tres técnicos coinciden en que el día de la final de Mentegoles es un día importante para ellos como entrenadores como para el propio equipo, sintiendo que es un día de recompensa para el equipo. Lo que más valoran es sobre todo la convivencia con otros compañeros de la red asociativa y poder pasar el día con sus compañeros, los compañeros de otras asociaciones y el ambiente que se genera.

Hemos preguntado a los entrenadores cómo preparan el momento previo al partido y coinciden en esas charlas motivacionales en los vestuarios, en el aliento de sus propios compañeros. Sobre todo encontramos palabras de agradecimiento por parte de los técnicos y hacen hincapié en que el resultado no es importante.

Marta apunta: “Recordarles que pase lo que pase siempre serán nuestros CAMPEONES”. Efrén comenta: “Nuestro principal objetivo es que los jugadores estén felices y que se lo tomen como una actividad que les motive para seguir haciendo deporte a nivel amater que es lo que buscamos”. Si algo tienen en común estos tres equipos es que cada uno tiene su grito de guerra.

Como entrenadores sabemos que se sienten orgullosos de su equipo y así nos lo hacen saber. Álex desde Salud Mental Aranda lleva muchas temporadas junto a ellos y sabe lo que cada uno necesita en cada momento, parar, agua, descanso… Efrén de Salud Mental León conoce los nervios de sus jugadores y Marta observa cómo se desenvuelven en el campo con todo lo trabajado anteriormente. Para ellos sentirse entrenadores les satisface tanto a nivel profesional como personal, ya que generan deporte y sentimiento de equipo.

Este año para disputar el noveno puesto de liga tocó jugar un partido contra diferentes profesionales, donde Marta no pudo jugar ya que era el partido previo a la final donde si jugaba Burgos y Efrén tampoco ya que era contra León. Nuestros compañeros Álex y Juan de Salud Mental Aranda se lo pasaron especialmente bien, fue un partido entretenido y divertido. Entre todos los profesionales pusieron contra las cuerdas al equipo de León, pero en el segundo tiempo, en Salud Mental León sacaron fuerzas de donde ya no quedaban y finalmente ganaron el partido. Juan apunta: “en ese momento entendimos el calor que pasa el equipo ya que en el campo había mucha temperatura“

Si ellos como entrenadores, Álex, Marta y Efrén tuvieran que recomendar la actividad, no solo la de fútbol como jugador o jugadora, sino desde la vista de espectador y animador, no se lo piensan, la respuesta es SÍ. Marta habla de acogida y compañerismo. Efrén de convivencia y Álex habla de trabajo en equipo y esfuerzo. Juntando estos adjetivos sale algo muy bonito, así como es el final de la liga metegoles: convivencia, acogida, esfuerzo, trabajo en equipo y mucho compañerismo. 

 

Fdo. Juan José Zapponi

Responsable de Ocio/ Técnico de Programas.

 

VIAJE A MALLORCA: CUADERNO DE BITÁCORA

Jueves 1-06-2023

Salimos de Aranda realizando dos paradas para recoger a la gente, una en los jardines de Don Diego a las 10:00 y otra en la Tamaca a las 10:15 y nos vamos rumbo a Madrid.

El autobús nos deja en el aeropuerto y facturamos las maletas a las 12:30 y hasta las 15:30 no montamos en el avión que justo se puso a llover y nos dijeron que no podíamos salir porque en Mallorca había tormenta y nos tuvieron dos horas montado en el avión. A las 17:30 por fin despegamos.

A las 18:30 llegamos a Mallorca, donde cogimos las maletas y otro autobús para ir hasta Alcudia que es donde estaba el hotel. Llegamos al hotel y nos fuimos a cenar y luego nos dieron las habitaciones. Luego cada uno podía irse donde más le apeteciese, a la cama o a ver el espectáculo del hotel.

Viernes 2-06-2023

Quedamos todos juntos para desayunar y luego marcharnos a la playa aprovechando que hacía un día estupendo. Después de comer descansamos un rato y otros jugaron a las cartas en un bar del hotel y sobre las 17:30 bajamos a la piscina, el agua estaba calentita.

Comenzamos con las duchas y luego a las 21:00 nos bajamos a cenar. Las cenas estaban muy bien, había mucha variedad.

Un rato de espectáculo y a descansar.

Sábado 3-06-2023

Fuimos a Pollensa en autobús urbano. Es un pueblo que tiene unas ruinas romanas y las hicimos una visita. Que por cierto hacía mucho calor. Volvimos al hotel a comer y después descansamos un rato y se puso a llover asique tuvimos que quedarnos en la habitación hasta las 18:30 y después dimos un paseo por el pueblo y tomamos un refresco en un hotel de lujo. Cenamos y de nuevo espectáculo y el que no quiso se fue a la cama.

 

Domingo 4-06-2023

Volvimos a ir a Pollensa que por la mañana había un mercadillo para si queríamos comprar algún regalo para llevarnos, dimos una vuelta por el casco antiguo y visitamos la iglesia y tomamos algo. Volvimos a comer al hotel y a descansar un rato para ir a la playa por la tarde, que no hacía sol del todo, por lo tanto, morenos no hemos vuelto nadie, alguno un poco quemado.

Lunes 5-06-2023

Desayunamos pronto todos juntos y cogimos un autobús para ir a visitar las cuevas del Drach. Son muy bonitas, pero están muy masificadas, nos metieron a unas 500 personas a la vez y allí no hacía frio, más bien calor. Cuando llegas abajo del todo hay un pequeño lago y nos dieron una sorpresa, apagaron todas las luces y salieron con unas barcas que tenían luces en ellas había tres personas que nos dieron un pequeño concierto.

Volvimos a comer al hotel y a descansar para ir a la playa por la tarde, pero pasaba como otros días que la mar estaba un poco brava y las olas te llevan, pero no importa poque los monitores siempre te ayudaban y estaban pendientes. Y cuando volvimos al hotel nos duchamos y fuimos a cenar y al espectáculo.

 

Martes 6-06-2023

Este día nos tocó madrugar más que otros días porque fuimos a visitar Palma de Mallorca. Fue un día un poco agobiante porque hacía mucho calor.

Estuvimos viendo la catedral y dando un paseo por las calles hasta llegar a la plaza mayor donde tomamos el vermut. Comimos el picnic todos juntos en la puerta del ayuntamiento que daba la sombra y tuvimos tiempo libre para que cada uno hiciese lo que mas le apeteciese, tomar café, descansar, conocer algún otro sitio…

Para terminar, visitamos unos baños árabes que son muy bonitos y estuvimos tranquilamente en sus jardines que se estaba muy bien y cuando salimos nos fuimos dando un paseo por la orilla del mar hasta el sitio donde nos recogía el autobús para volver al hotel. Cenamos y un rato a ver el espectáculo.

Miércoles 7-06-2023

Como todos los días nos levantamos y a desayunar. Fuimos de despedida a la playa donde tomamos el sol, nos bañamos y tomamos un café. Volvimos al hotel a comer y después descansamos un rato y comenzamos hacer las maletas. Por la tarde estuvimos de compras para llevar regalos a la familia y a los amigos.

Tuvimos tiempo para cambiarnos y a las 20:00 los monitores nos reunieron a todos en un bar del hotel para hacernos una sorpresa de despedida. Nos dieron un título a cada uno en el que ponía lo que había sido cada uno en las vacaciones y con una foto de todos juntos de recuerdo.

Cenamos y fuimos al espectáculo del hotel que había bingo y nos tocó asique fuimos todos al escenario a recoger el premio.

Jueves 8-06-2023

Nos toca volver a casa… Desayunamos todos juntos y terminamos de recoger maletas y para el aeropuerto. Para volver ha sido mejor y más rápido, a las 15:00 ya estábamos en Madrid. Recogimos las maletas y cogimos el autobús que nos llevó de vuelta a casa.

¡¡Este ha sido nuestro gran viaje a Mallorca!!

 

Fdo.: Mercedes Jimeno Perdiguero, en representación de todos los participantes del programa vacaciones 2023.