“GRAN FAMILIA”

El pasado lunes 7 de mayo en clase de informática aprendimos a crear un blog y aunque nos lo enseñó la profesora en prácticas, el profesor habitual que también andaba por ahí, nos animó al igual que la profesora a que escribiéramos algo para el blog de la Asociación.  En un principio no me entusiasmo demasiado, pues no se me da bien escribir, pero después en casa pensándolo tranquilamente dije: “y porque no”, pero ¿de qué escribir? Dándole vueltas pensé que lo mejor sería comentar mi experiencia en esta Gran Familia que es la Asociación Salud Mental Aranda.

Hace unos añitos que conozco esta Asociación, halla por 2013. Aunque hasta 2017 no he participado en las muchas actividades que desarrollan, no solo para usuarios sino también para familiares, como es mi caso, y es cuando me he dado cuenta realmente de la gran labor que desarrolla esta Gran Familia,  formada por profesionales, usuarios, familiares y voluntarios. Cierto es que conocía muchas cosas pero desde fuera, por decirlo así, y al participar en algunas de sus actividades es cuando he visto como se trabaja, lo acogedor que es todo el personal y lo más importante que me ha ayudado a comprender un poco más como son o pueden ser las enfermedades mentales (que según dicen algunos expertos, será la enfermedad del XXI)

Mi trayectoria, de momento es corta, pero muy beneficiosa para mí, pues he conocido a personas maravillosas, con buen corazón, cada una con su historia particular, pero que a veces compartiendo algún pequeño detalle del día a día, me ayuda a desconectar y me anima a seguir luchando. Así como en  las actividades de las formo parte, de todas saco algo positivo, sobre todo el compañerismo que hay entre las personas que participamos en ellas, y que me llamó la atención cuando vamos de excursión, pues algunos de nosotros nos conocemos en el momento de partir y todos nos amoldamos sin problemas e intentamos pasarlo lo mejor posible y disfrutar.

No me gustaría despedirme sin comentar, que gracias a esta Gran Familia (bueno más bien a una compañera), estoy participando en algo que jamás pensé que fuese capaz de hacer, participar en el programa de radio: La Línea Intermedia, para mí es todo un reto, pues llevo poco tiempo y me sigo poniendo muy nerviosa, pero el gran apoyo que recibo por parte de todos, tanto los que participamos, como el resto de compañeros de la asociación me da fuerzas, para que pueda seguir participando.

Y por último agradecer a esta Gran Familia,  la acogida que me han dado y dar las gracias  por formar parte de ella.

Mucho ánimo para seguir remando juntos por el “Ponte en mi lugar, conecta conmigo”. Besos y abrazos.

Mendy Luna

“LAS MANOS VACÍAS Y EL CORAZÓN LLENO DE ESPERANZA”

María Luz Ruano Gómez, lleva siendo voluntaria de Salud Mental Aranda desde que se creó la asociación, colaborando más de 15 años. Luz mantiene su taller de “Autoestima” semanalmente,  que en ocasiones hemos tenido que dividirlo en dos grupos por la alta participación.

Ella siempre dice que “es más lo que recibe que lo que da”, pero lo cierto es que vivimos en una sociedad en la que muy pocas personas adquieren ese compromiso de voluntariado con una entidad durante tantos años.

De parte de las personas que formamos esta asociación, queremos trasladarle nuestro mayor agradecimiento por todos estos años de participación, y queremos trasmitirle, que es una persona muy importante en esta “familia”.

Hemos querido hacerle este pequeño reconocimiento, y dejar aquí la entrevista que una antigua alumna suya, Eva Nebreda Rodríguez, le ha hecho para un Blog de la Universidad de Valladolid. Os dejamos aquí la entrevista por escrito, pero también el enlace al Blog, y el vídeo en Youtube.

Gracias Luz.

 

“LAS MANOS VACÍAS Y EL CORAZÓN LLENO DE ESPERANZA”

MARÍA LUZ RUANO GÓMEZ/ DOMINICA Y MISIONERA

Religiosa misionera, pasó 10 años de su vida en Rwanda hasta que por motivos familiares tuvo que regresar a España

Una noticia que le cambiaría la vida por completo la esperaba al otro lado del teléfono cuando Luz (La Alberca, Salamanca, 1944) se encontraba en París. La destinaron a Rwanda, el país de las mil colinas, la mansión de los grandes lagos, el último paraíso en la tierra. Hoy, Luz, mujer, cristiana, religiosa, contenta, realizada y agradecida, recuerda con nostalgia, pero sobre todo con amor, los 10 años en los que entregó su cuerpo y alma a aquellos que más lo necesitaban.

 

P. Al llegar a su destino, ¿le impactó algún caso en concreto?

R. Me impactó hondamente mi primera experiencia vivida: un niño con kwashiorkor (enfermedad de los niños debida a la falta de nutrientes) muerto entre mis brazos, sin palabras. Mi encuentro con dos señores, uno (Petero) que sufría lepra y otro elefanteasis[1], que nos esperaban siempre con una sonrisa, les curábamos y les llevábamos comida para toda la semana. Si existe soledad, ellos los eternos solos. Muy agradecidos, a nosotras nos bastaba, se nos llenaba el alma de gozo en medio del profundo dolor.

[1] Elefanteasis: Enfermedad crónica que se caracteriza por un engrosamiento extraordinario de las extremidades inferiores a causa de la acumulación de líquidos que un género de gusanos nematodos parásitos ocasiona al obstruir los vasos linfáticos de la piel.

 

P. ¿En algún momento sintió miedo?

R. Más de una vez, a no saber hacer, a no saber llegar, pero nunca miedo a la gente. Mucho, en algún caso por defender los derechos de una mujer, robada y violada y que el hombre comerciante rico, Safari, quisiera hacerme mal… Generalmente no tuve miedo, pues sé quién guía mis pasos y siempre he puesto en ÉL mi confianza.

 

P. En la guerra, ¿asesinaron a algún misionero cercano a usted?

R. Sí. Rwanda sufría el genocidio, ellos siempre estuvieron al lado del pueblo rwandés. Quiero que conste que los religiosos/as misioneros/as siempre han sido un signo de vida y en las masacres sufridas, tres misioneros españoles fueron asesinados: J. Valmajo, Isidro Uzcurrun y J.R. Amunarriz.

 

P. ¿Cómo es la vida para la mujer rwandesa?

R. Formar una familia ha sido siempre el pilar fundamental de la sociedad rwandesa, por eso la mujer ha sido siempre valorada por su fecundidad, esto le concede un valor y un respeto, y no solo es engendrar, es ella quien debe proveer las necesidades del hogar. La única fuerza para el trabajo son los brazos de la mujer en un mundo patriarcal en el hombre es el jefe del hogar. Existe la poligamia incluso bajo el prisma de economía, la mujer debe permanecer callada cuando el marido está delante y sufre a medida malos tratos mediando el alcohol. Además, las violaciones se han usado en Rwanda como armas de guerra, no solo como botín.

 

P. ¿Qué ocurre cuando una mujer no es fértil y no puede procrear?

R. La sociedad la margina, no es capaz de cumplir su rol principal, así que es despreciada. Ella misma se siente desdichada, una mujer que yo conocí fingió estar embarazada metiendo telas bajo la ropa a modo de barriga y cuando llegó el día del parto dijo que su hijo había muerto cuando ésta dio a luz, envolviendo el cadáver de un conejo. Lo descubrieron al enterrarlo.

 

P. ¿Ha avanzado algo la sociedad en concepto de igualdad hombre-mujer?

R. En los años 70/80 la mujer accede en buen número al estudio y formación, también universitaria, aunque siempre por debajo del hombre, se notaba cierto crecimiento. Después de la guerra se produjo en Kigali (capital) la primera manifestación femenina reclamando sus derechos. Y en las elecciones del 2004 el 48% de los escaños estaban ocupados por mujeres, intuyo que tutsis. De hoy no se mucho, pero imagino que seguirá parecido, quizá avanzando poco a poco.

 

P. ¿El dinero, la ropa y de más ayudas que se envían desde Occidente llegan verdaderamente a su destino?

R. No lo sé. Tan solo puedo decir que lo que nosotras llevamos desde España llegó, pues lo portábamos nosotras mismas. También una vez allí nos llegaba mucha ropa desde Bélgica. De otros casos no puedo hablar puesto que lo desconozco.

 

P. ¿Qué fue lo más duro para usted y para sus compañeras dentro de la misión?

R. Lo más duro para nosotras fue el vernos impotentes ante tanta necesidad, tanto dolor. Intentábamos ayudar como podíamos, entregando nuestra vida hecha servicio, hecha comprensión y cariño. Intentábamos buscar la justicia y el derecho, lo que alguna vez nos puso en grave peligro, pues se trata de un país en el que escasea la libertad de expresión. A menudo escuchábamos bellas palabras, bellas promesas de los “grandes”, pero la vida seguía igual: pobre necesitado, siempre pobre. No le importa a los ricos que alguien necesite, lo único importante para ellos es tener más a costa de quién sea. Contra esto manifestamos más de una vez nuestra rebelión, pues nos hacía llorar el alma. Eso es lo que más nos hizo sufrir.

 

P. ¿Cuál era su principal misión allí?

R. Mi misión la tuve siempre clara: amar, servir. Mi trabajo: directora de L’ecole secondair, la escuela de secundaria. También era responsable de l’atelier, un taller abierto por nosotras, las misioneras. Las escuelas  Eran muy pobres, para llegar a ella  los alumnos debían recorrer kilómetros …. En ellas  estudian  Educación Primaria todos los niños de la zona   muy pocos siguen la Educación Secundaria.

La única Escuela Secundaria  (ÉCOLE SECONDAIRE)  de la zona estaba en  Burehe, donde estaba mi misión). Trabajaban tres Profesores rwandeses pagados por el Estado y yo era la directora. Al terminar los estudios recibían un DIPLOMA. Alumnas que terminaban encontraban trabajo y para las que no, abrimos un taller donde  continuábamos su formación  y trabajaban haciendo tarjetas- navideñas  que vendíamos en Kigali  y enviábamos a España y Belgica. Hacían también ropas para niños así obtenían su pequeño sueldo que las libraba de ejercer otros trabajo no demasiado dignos.

 

P. ¿Cómo son allí las escuelas?

R. Las escuelas son muy sencillas: tres clases de cemento con mesas y banco, una pizarra para 30 alumnas en cada curso, no tenían libros. Al comienzo de curso se les entregaba un cuaderno y un bolígrafo y tela para el uniforme (todo venía de Bélgica). Una cocina, una conejera y una tierra cedida por el ayuntamiento donde cultivaban patatas, maíz y sorgo, que se aprovechaba para las comidas. Cada curso comía una vez por semana (en Rwanda se comía una vez al día). ¡Nunca una queja! Con ayuda de Manos Unidas construimos una sala como despacho de la dirección y otra para reuniones o eventos importantes. Todo sencillo como sencilla es la gente rwandesa.

 

” ¡Cuántas cosas quedan por decir, pero por los años que entre los rwandeses viví como misionera receptora de sus valores silenciosos, si hoy me preguntaran: de aquel tiempo, ¿qué te queda?, yo respondería: las manos vacías y el corazón lleno de esperanza, porque en realidad, ¿quién evangelizó a quién? Por lo vivido con y entre ellos MURAZOKE CYANE (MUCHAS GRACIAS)”

 

 

Celebración del Día Mundial de la Salud Mental, 10 de Octubre.

 

Como todos los años, desde Salud Mental Aranda organizamos diferentes actividades con motivo de la Celebración del Día Mundial de la Salud Mental, el 10 de octubre. Un día que nos sirve para reivindicar nuestro derechos, pero también para mejorar nuestra visibilidad.

Nuestras actividades se dirigen principalmente a la sociedad arandina y ribereña, queremos acercarnos a la gente, que sepan que en cualquier momento que lo necesiten, la asociación está para ayudarles.

Dejamos aquí una relación de todas las actividades que vamos a hacer en el mes de octubre:

  • Exposición de Pintura, del 2 al 14 de Octubre, en la sala de exposiciones de la Casa de Cultura, en horario de lunes a viernes de 9:30 a 14:30 y de 16 a 21 h y sábados de 10 a 13:30 h. Se exponen los cuadros realizados en el Taller de Dibujo y Pintura.
  • Rueda de prensa, el 5 de octubre. Se presenta la nueva sede en la Calle Juan Bravo y la nueva página web: www.saludmentalaranda.org 
  • Mesas informativas, el día 9 de Octubre en horario de 10 a 13 h, en el Hospital Santos Reyes, y en los dos Centros de Salud de Aranda, norte y sur. El propósito es acercarnos a las personas que puedan necesitar nuestra ayuda e informarles sobre los diferentes servicios que tenemos.
  • Cuentacuentos el día 18 de octubre, a partir de las 18:30 h, en la sala infantil de la Biblioteca Municipal, con la representación de un cuento “Los martes, mi tío y los extraterrestres”, con el objetivo de acercar a los más pequeños la importancia de cuidar nuestras emociones
  • Ese mismo día, colocaremos una mesa informativa en la entrada de la Casa de Cultura, con el mismo objetivo de acercarnos a la sociedad.
  • Durante todo el mes de Octubre, lanzamos una campaña de Voluntariado, repartiendo marca páginas, en las distintas mesas informativas, en las librerías de Aranda y en la propia Biblioteca.

 

Jornada conmemorativa de la Celebración del Día Mundial de la Salud Mental en Madrid, el 3 de octubre, con el lema “Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras”, organizado por Salud Mental España

Beatriz Abad, trabajadora de Salud Mental Aranda, participó como ponente en la mesa “Trabajar sin máscaras”, por su labor como Asistente Personal. Acercó la realidad de este servicio tan novedoso para muchos pero que en Salud Mental Aranda, ya llevamos 5 años desarrollando. Actualmente atendemos a 13 personas en Aranda y la Ribera, pero en Castilla y León son 83 los servicios que se prestan actualmente.

Beatriz explicó qué es, de dónde parte y sobre todo las ventajas que tiene por ser una atención personalizada e individual, pero también las dificultades, como la lentitud de los trámites burocráticos o que muchas personas no lo conocen y no lo solicitan.

En 2017 se han formado 154 personas, en 14 cursos que han realizado las asociaciones del movimiento Salud Mental en Castilla y León. Muchas de ellas, personas que han tenido una experiencia previa en salud mental, por lo que este servicio es un nicho de empleo muy interesante para personas que pueden formarse y aportar su experiencia personal.

Poder exponer una experiencia así en una jornada de ámbito nacional, es para nosotros una gran satisfacción, esperando que esta información llegue a muchas personas y se pueda ampliar su difusión.

Beatriz Abad, con la moderadora Beatriz Sancho
Representantes de Salud Mental Aranda y Federación Salud Mental Castilla y León

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y si te dijeran que puedes?

El miércoles 4 de octubre, se presentaba en Valladolid este documental basado en la aventura de cinco personas con problemas de salud mental y sin experiencia en alpinismo que han logrado encumbrar el Naranjo de Bulnes, gracias al apoyo y colaboración de Sebastián Álvaro, creador del programa televisivo “Al Filo de lo Imposible“. La iniciativa ha sido promovida por Janssen dentro de su programa “Di_Capacitados”.

30 personas de Salud Mental Aranda, nos trasladamos a esta presentación, que ha organizado nuestra Federación Salud Mental Castilla y León. El domingo 8 de octubre, a las 09:30 h en la cadena de televisión La Sexta, se emitirá un avance del documental.

Presentación del documental ¿Y si te dijeran que puedes?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inauguración de la Exposición de Pintura

Hemos contado con la participación de Dña. Azucena Esteban, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Aranda de Duero, junto con los artistas que participan en el Taller de Pintura y han expuesto sus cuadros.

El Taller de Pintura, es la primera actividad con la que empezó la asociación, con sólo 1 persona. Actualmente son más de 30 personas las que participan en esta actividad, con 4 grupos a la semana. La exposición nos permite acercar a la sociedad arandina una visión diferente de la pintura, desde el punto de vista de personas que han buscado en esta actividad un espacio de relajación, expresar sus emociones, etc., y por supuesto de disfrutar de su tiempo de ocio.

Inauguración de la Exposición de Pintura

Mesas informativas

El día 9 de octubre, colocamos varias mesas informativas en el Hospital Santos Reyes, y en los dos Centros de Salud de Aranda de Duero. Nuestro objetivo acercar nuestra labor a los ciudadanos.

Aprovechamos que era víspera de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, para informar a todas las personas que acudieron sobre la importancia de celebrar este día, y de visibilizar más la labor que realizamos desde las asociaciones.

                          

 

Campaña de Voluntariado

En el mes de octubre hemos lanzado la campaña de voluntariado “Conecta con la Salud Mental”, repartiendo marcapáginas y colocando carteles para informar a la sociedad sobre la importante labor que realiza el voluntario.

Se busca sensibilizar sobre la importancia del movimiento asociativo Salud Mental y de su voluntariado social, y que puedan incorporarse como voluntarios a nuestras asociaciones.

La imagen de la campaña ha sido diseñada específicamente, por el ilustrador José Luis Pérez Rebollo.
En ella se puede ver a un/a joven, con un semblante alegre y relajado, en el que confluyen muchos perfiles (todos los perfiles son posibles en las personas con problemas de salud mental, todos los perfiles son posibles en los voluntarios). Las manos simbolizan la apertura, la colaboración, el voluntariado, y también ayudan a “abrir la mente”, simbolizada en esa llave. El voluntariado promueve la recuperación de las personas, pero también sirve para eliminar barreras y acabar con los prejuicios.

 

Celebración en Ávila

El 10 de octubre, nos juntamos unas 750 personas del movimiento Salud Mental en Castilla y León, de las 11 asociaciones que formamos parte. Este día es un momento de reivindicación y visibilidad. Recorrimos las calles de Ávila, como bien se recoge en la prensa “la marea naranja”, y nos acercamos a la Plaza del Mercado Chico, donde pudimos escuchar las palabras de nuestro presidente de la Federación, D. Jesús Corrales Mateos, del alcalde de Ávila, D. Jose Luis Rivas Hernández, y de nuestra Consejera de Familia de la Junta de Castila y León, Dña. Alicia García Rodríguez, desde el balcón del Ayuntamiento. El acto lo cerró la lectura del Manifiesto, por miembros del Comité Pro Salud Mental en Primera Persona.

Dejamos aquí varias fotografías que muestran la importante repercusión que tiene este día, y que además de unirnos y demostrar la fuerza que tiene este movimiento, también sirven para reflejar que es fundamental divertirse y pasarlo bien todos juntos.

             

              

             

 

Cuentacuentos “Los martes, mi tío y los extraterrestres”

El miércoles 18 de octubre hemos realizado un Cuentacuentos en la sala infantil de la Biblioteca Municipal, dirigido a niños/as a partir de 6 años. Una actividad con el objetivo de acercar a los más pequeños la importancia de cuidar las emociones.

La adaptación de este cuento, así como su puesta en escena, lo desempeña Beatriz Abad, técnico de programas de Salud Mental Aranda.

Participaron más de 40 niños/as de diferentes edades, pero muy participativos. Se escenificaron emociones como la “alegría”, la “tristeza”, la “rabia”, el “miedo” y la “calma”, para enseñar a los niños/as lo importante que es estar atentos a cómo nos sentimos. A continuación se contó el cuento, en el que Álex que es el niño protagonista, no entiende muy bien por qué su tío, unos días está muy contento y otros está muy triste. Por último, todos juntos realizamos un ejercicio para “respirar”.