LA COLMENA DE SALUD MENTAL ARANDA

En el universo está la tierra, ésta tiene  esparcidos por toda ella en medio de la naturaleza de la sociedad muchas colmenas de Salud Mental, están entre ellas las que están por España y dentro de ésta, las de Castilla y León.

Una de esas colmenas es la de Salud Mental Aranda de 20 años de vida.

Hay enjambres en esas colmenas que se han creado al surgir de las sedes, son las delegaciones. En Aranda, las enjambres que ya se han hecho colmena son la de Roa y la de Huerta del Rey

En la colmena de Salud Mental Aranda en sus alzas están los cuadros o panales, cada uno de ellas con sus diferentes clases de abejas donde colocan su miel. El emplazamiento de las colmenas de Salud Mental Aranda está en medio de la creación de la sociedad donde las abejas pueden libar en las flores que hay en su ecosistema lleno de floración que son cada una de las personas de su población de Aranda con los que tratan cada “abeja”. En los cuadros o panales que están cubiertos de abejas, que son sus participantes, destacan la reina (los profesionales), las alzas de la colmena hay que  tenerlas limpias esto lo hacen los del Centro Especial de Empleo (CEE)

Todos sus integrantes colaboran para elaborar la miel que es el fruto procedente de su trabajo, esfuerzo y constancia.

Las abejas (los participantes, familiares y profesionales), portan en sus patas (en su mente y corazón) el polen (su experiencia) En el abdomen de las abejas (donde están los consejos que reciben) emiten un olor que guía a las abejas (los integrantes de Salud Mental ) hacia el lugar donde se encuentran  los alimentos que pueden aprovechar. Una abeja emigrada de su colmena se vuelve otra vez a ella.

La anatomía de la reina (los técnicos) es similar a la de la abeja obrera (los demás integrantes) ella tiene un órgano reproductor, son como las madres de todos.

No hay zánganos en estas colmenas aunque en la realidad son las que fecundan a la reina. Tenemos que comprobar el funcionamiento normal de la colmena para ello se usa el ahumador para echar bocanadas de humo en  la piquera (que es al agujero  de abajo por donde salen y entran) esta comprobación de la colmena se hace con los cuestionarios de satisfacción y las revisiones externas que se hacen para llevar un control.

El apicultor hace ficha de cada colmena (los de federación) y a las abejas , el Plan de Apoyos Integrado (PAI)

La miel (el fruto de la colmena de Salud Mental Aranda) se extrae con el extractor para ello se quita de cada cuadro o panal la capa de cera que cubre las celdas (que es lo que hace que cada participante deje ver sus verdaderos valores de su interior), y en la rotación del extractor de cada panal o cuadro esculla la miel.

Para la invernada (el estado de confinamiento reciente) que es cuando termina la floración se deja  a las abejas con un poco de miel en el alza (que son los consejos que hemos recibido y nos han servido para este tiempo de confinamiento). Durante los rigores invernales se las facilita algún resguardo del aire norte, lluvia y nieve (los momentos de valle de cada uno de los participantes)

Las colmenas tienen enemigos: los abejarrucos (que son externos como el estigma), la polilla que son ácaros (que son las críticas internas)

La colmena Salud Mental Aranda es una fuente de riqueza y su miel es una alimento que no tiene fecha de caducidad.

 

Redactado por Alberto Blanco Platel, miembro del Comité Pro Salud Mental y participante.

REFLEXIONES DESDE LAS VENTANAS DE AMAPOLA…

En Amapola la música nos ha estado acompañando durante todo el confinamiento, nos ha servido para relajarnos, reflexionar, conectar con nosotras mismas, para pasar ratos divertidos e incluso para hacer un karaoke.

Por eso desde Amapola queremos compartir una canción con vosotros. Para que os sirva de inspiración, refugio, relax, desconexión… para que la disfrutéis solos o en compañía.

Y para que veáis que a pesar de las circunstancias según como lo miremos todo puede ser… BONITO.

 

https://www.youtube.com/watch?v=BRTpdxUoJv4

 

Bonito

Todo me parece bonito.

Bonita mañana, bonito lugar.

Bonita la cama, qué bien se ve el mar.

 

Bonito es el día

que acaba de empezar.

Bonita la vida…

Respira, respira, respira

 

Bonita la paz, bonita la vida

Bonito volver a nacer cada día

Bonita la verdad cuando no suena a mentira

Bonita la amistad, bonita la risa

 

Bonita la gente cuando hay calidad

Bonita la gente que no se arrepiente

Que gana y que pierde, que habla y no miente

Bonita la gente, por eso yo digo

 

Bonito

Todo me parece bonito

Bonito

Todo me parece bonito…

 

Begoña, Elena y Pilar.

 

REFLEXIONES DESDE LAS VENTANAS DE ESPLIEGO…

En un abrir y cerrar de ojos todo puede cambiar. Nos cierran las fronteras, los hospitales se saturan, nos limitan salir a las calles y el miedo  se nota en el ambiente. Mientras esto va sucediendo, nos damos cuenta que echamos de menos esas pequeñas cosas que muchas veces durante nuestras rutinas diarias dejamos de lado, todas esas cosas a las que antes no les dábamos importancia.

El coronavirus nos ha traído algunos cambios radicales en nuestra vida en un plazo muy corto de tiempo pero en Espliego eso no nos ha frenado y hemos estado reflexionando y buscando lo positivo, lo que nos ha hecho sentir agusto durante el confinamiento, lo que hemos aprendido  y con lo que de verdad nos queremos quedar.

Estas son algunas de las reflexiones que Marcelino, Francisco, Víctor y Alfonso han querido compartir con nosotros:

 

Más unión en general; sobre todo con mi familia. He  añadido a mi vida otra experiencia y ésta me ha hecho tener más ganas de vivir. 

En ocasiones reflexiono y me sorprende lo bien que he sabido llevarlo.

Mis hermanos me han estado llamando todos los días y eso,  me ha hecho sentir bien.

He aprendido a buscar tiempo para mí, a hacer cosas que realmente me gustan Al pasar más tiempo juntos, el compañerismo se ha visto reforzado.

Alfonso, Francisco, Marcelino y Víctor.

REFLEXIONES DESDE LAS VENTANAS DE MENTA….

Durante este confinamiento de ya casi 80 días, me ha dado tiempo a reflexionar sobre la vida. Me gustaría compartir con vosotros aquellas cosas que más echo de menos y que he comenzado a valorar por no poderlas realizar: el poder caminar por la calle libremente, sin horarios, sin restricciones ni medidas, tomarme un café tranquilamente en una terraza, dar un beso o recibir un abrazo pero sobre todo, valorar a las personas que tengo a mi lado: como mis amigos, compañeros y familiares.

Reconozco que he aprendido a trabajar un poquito más la paciencia y dejar que las cosas vayan llegando y pasando a su ritmo.

Durante este confinamiento echo mucho de menos mi rutina diaria y valoro las actividades que desde Salud mental Aranda se imparten. Estoy agradecida de vivir en una vivienda supervisada donde tengo todo lo que necesito.

 

 

Durante este confinamiento también he reflexionado y valorado las pequeñas cosas del día a día, como por ejemplo tener una rutina en la asociación.

Como mi compañera, yo también me siento muy afortunado de vivir en una vivienda supervisada: estáis siendo mi segunda familia.

Estar confinados ha hecho que gane confianza en mí mismo y también con mis compañeros. Soy consciente de que poco a poco me he ido soltando. El confinamiento me ha servido para aprender a adaptarme y vivir la vida de otra manera.

 

Así empiezan las emocionantes reflexiones  sobre el confinamiento de Gema y Valentín, ellos han querido hacerlas visibles  y os invitan a que comentéis las vuestras.

Compartir pensamientos y experiencias nos enriquece.

 

Gema y Valentín.

Crítica de la oscarizada ‘Joker’

Después de ver la oscarizada película ‘Joker’ considero que existen diferentes planos sobre los que realizar un análisis de sus mensajes.

En cualquier caso parto del hecho de que este filme ha estado, con toda razón, en el ojo del huracán. Debido principalmente a las diversas interpretaciones del mensaje que se esconde detrás de esta producción norteamericana.

Una gran diversidad de opiniones, entre las que me gustaría destacar una que pude escuchar de otros espectadores. Ellos concluían que los actos violentos a los que llega el protagonista no derivan de su ‘locura’ sino de las injusticias a las que ha sido sometido en su vida; como ser ignorado por su entorno en sus deseos, necesidades o problemas.

Por otra parte, hay quien considera su respuesta como una venganza totalmente justificada, al descubrir la verdad de una vida que siempre se le había ocultado. Además, según este análisis, la venganza se cierne sólo sobre aquellos que le han hecho daño a él o a otras personas indefensas.

Destacaría yo la importancia que adquiere la figura maternal. Esa mujer que justifica el engaño y la ocultación de la verdad, con la protección hacia el hijo. Interesante analizar este mensaje, y cómo afecta al protagonista tener que hacer frente a una realidad que ya no sabe si distorsionada por su mente o por la de una madre atormentada y con problemas mentales también.

Personalmente, me genera una gran confusión el hecho interpretable de justificar cualquier tipo de violencia si detrás ha habido un daño previo o si la persona se ha sentido excluida. Así se plantea como ‘lógica’ la reacción violenta después de estar en esa circunstancia y de tener un problema mental, cuando evidentemente eso no se corresponde con la realidad.

En mi análisis de la producción de la película, destacaría el gran logro del director a la hora de conseguir que el espectador se meta de lleno en el ambiente decadente de la ciudad de Gottam. También sentir la falta de identidad del propio protagonista, que alcanza su cénit con el maquillaje de una máscara, en un símbolo de las mentiras (de su mente y de su madre) sobre las que había construido su persona.

Como conclusión, destacaría el mensaje de la responsabilidad de la sociedad de corregir todos esos desajustes que se visibilizan a lo largo del filme y esos maltratos diarios que muchas personas reciben cada día.

Elena Briongos Rica

¿Cómo me siento en la Asociación?

PARTICIPANTES CON EXPERIENCIA PROPIA

Hola a tod@s: Gran Familia, como el título indica en esta publicación han colaborado algunos de nuestros participantes con experiencia propia, concretamente algunos miembros del Comité Pro Salud Mental en Primera Persona, que se reúne una vez al mes, y es un Órgano Asesor de la Junta Directiva.

Nuestro compañero Alberto, miembro de éste Comité, recopiló en una de las reuniones del pasado año 2019, las opiniones de  algún@s compañer@s presentes, referente a lo que supone para ell@s formar parte de la Asociación.

Sin más dilataciones estos son sus comentarios:

A mí  me ha aportado el tener confianza con monitores que con otras personas no las tengo, y he aprendido a hacer cosas.

Yo cuando vine me tomaban por ocupa y que estaba viviendo del cuento y me lo dijo alguien de la Asociación. Ahora estoy entretenida en dibujar, coser. Hay monitores que se han portado muy bien y he oído conversaciones sobre mí difíciles de tragar y me ha molestado cuando vine a pagar lo que utilizaba y quería irme a mi casa y alguien me convenció, desde entonces he tenido tropiezos físicos. La Asociación cuando me paso lo de mi cuñado me apoyaron monitores y monitoras.

Estoy contenta de estar aquí pero a veces hay gente que me dice que no quiere que esté por cosas personales. A partir de ahora voy a hacer mi vida aquí.

Aprendo con Maite, estoy feliz y tranquila, me gusta estar aquí, soy habladora.

Soy mejor persona y gracias a la Asociación tengo un nuevo trabajo.

En mi caso destacaría conocer y unir personas con situaciones similares.

Estoy muy agradecido a monitores y usuarios pues he aprendido mucho.

Gracias a todos especialmente a Alba y Javi que me han hecho un hombre.   

Simplemente con esta pequeña muestra te puedes hacer una idea de lo importante que es para ell@s formar parte de esta Gran Familia que es Salud Mental Aranda, lo que les supone tener cerca personas que, sobre todo, les escuchan, comparten sus mismas o similares situaciones, comparten distintas actividades, les ayudan en su día a día, etc.

Basta con pasarte por la Asociación, en cualquier momento, y verles participar en las diferentes actividades, hablar con ell@s, o cuando te l@s encuentras por la calle que siempre te dicen: “voy o vengo a este taller, a este otro, hemos estado en tal sito, vamos a…”, en fin, están deseando contarte y compartir lo que hacen. Y es en ese momento, al verles la cara de felicidad que ponen al comentártelo, cuando te das cuenta de lo importante que es para ell@s formar parte de Salud Mental Aranda, de esta Gran Familia, de la necesidad que hay en nuestra sociedad  que existan asociaciones, como la nuestra, desde la que se trabaja por y para ell@s, Participantes con Experiencia Propia, que cuanto más les conoces y más estas en contacto con ell@s, más te das cuenta de las personas tan maravillosas que son, de lo dispuest@s que están para participar en todo y de las cosas que son capaces de conseguir.

No nos olvidamos de l@s participantes con experiencia propia de las sedes que tiene nuestra asociación en Roa de Duero y Huerta del Rey, y aunque esta vez, no hemos recogido su opinión, seguro que ell@s comparten algunas opiniones de l@s compañer@s de Aranda.

Creo que tod@s l@s que procedemos del entorno rural sabemos lo necesaria y beneficiosa que es la atención a participantes con experiencia propia en la población rural, no hace falta recordar que pasaba con una persona con problemas de salud mental en una población pequeña hasta hace poco tiempo, por eso desde Salud Mental Aranda se aposto y se sigue apostando por el mundo rural.

Gracias a tod@s l@s compañer@s que han colaborado con sus opiniones. Y Gracias otra vez a tod@s por seguir formando parte de esta Gran Familia y por seguir luchando junt@s POR y PARA la SALUD MENTAL.

MendyLuna