Vacaciones en Salou

Os voy a narrar como si fuese un explorador mis aventurillas y las del grupito de la asociación de Salud Mental Aranda que hemos participado en el programa de vacaciones 2021 del IMSERSO que organizan desde nuestra Confederación Salud Mental España y nuestra Federación Salud Mental Castilla y León, que éste año hemos viajado a Salou y que he anotado en mi cuaderno de bitácora.

El grupito lo hemos formado 15 participantes y 3 monitores.

El viaje de ida desde Aranda a mí se me hizo corto, íbamos muy anchos en el autobús pues era de 55 plazas.

Miércoles 15

Después de llegar ya fuimos algunos a bañarnos a la piscina y otros fueron a dar una vuelta por Salou

Jueves 16

Fuimos a Cambrils y antes de eso visitamos Park Samá donde disfrutamos sobretodo dando de comer granos de maíz con la mano extendida a los ciervos que allí había separados por una malla metálica  de grandes agujeros.

En Cambrils tomamos un refresco.

Por la tarde fuimos a bañarnos a la playa de  Salou, la arena de la playa es fina, disfrutamos mucho, el agua de la playa de la costa dorada, es bastante salada por estar bañada por el mar mediterráneo y estaba bastante caliente.

Viernes 17

Todos a Port Aventura y todo el día. Como disfrute, no había estado nunca y creo que no voy a volverlo a hacer, pues son 66 años los que tengo, felizmente vividos. En las 9 atracciones en que me monté, entre ellas el Shambala que íbamos por los aires a más de 200 km por hora, el Dragón Khan en el que a gran velocidad íbamos por los aires boca abajo, la montaña rusa montada en estructura de madera y la caída libre, cerraba los ojos y me quita las gafas por si acaso volaban. También nos montamos en 3 atracciones que había que pasar por agua y nos mojamos, pero como hacia tan buena temperatura y ya nos habían dicho los monitores que llevásemos ropa apropiada para ello se nos secó enseguida.

Comimos un picnic sentados a la sombra, allí mismo en el recinto y a las 3 de la tarde fuimos a ver un espectáculo del oeste muy bien representado y hubo mucha gente en las gradas que estaban en forma de anfiteatro. Cada zona del recinto estaba muy bien decorado temáticamente como China, el Oeste, la Polinesia.

No teníamos que esperar para entrar en las atracciones, pues en esas fechas no había mucha gente ya que los niños estaban en los colegios y las familias muchas de ellas habían terminado sus vacaciones, pues según me dijo uno de los que venía con nosotros que había estado alguna vez y que le había tocado esperar hasta 3 horas en la cola de las atracciones.

Port Aventura está celebrando su 25 aniversario.

De regreso al Hotel Oasis Park de 4 estrellas, algunos fuimos a bañarnos a la piscina del hotel.

Que bien dormimos esa noche pues todos vinimos cansados.

Sábado 18

Visita a Reus y el Gaudí Center, pues Gaudí nació aquí, antes de coger el autobús de regreso a Salou tomamos algo en una terraza y visitamos la iglesia de San Pedro apóstol que es uno de los patronos de Reus junto con la virgen de la misericordia que se celebraba el siguiente fin de semana.

Por la tarde fuimos a la playa, algunos jugaron allí al juego de las palas con una pelota.

Después de la cena nos fuimos a dar un voltio y algunos que estuvieron en el karaoke del hotel oyeron cantar a uno de nuestros compañeros la estudiantina con su buenísima voz.

Domingo 19

Fuimos a la ciudad de Tarragona y vimos el anfiteatro en el que Javi con el móvil con el código QR nos puso las explicaciones de cada rincón, y el circo romano. Que bien se portaron con nosotros los trabajadores de turismo de allí, hasta a la torre del circo subieron en ascensor una compañera que iba en silla de ruedas y los que iban con ella, hasta lo más alto de ella, desde allí divisamos unas bellas panorámicas de los tejados de las casas de Tarragona en donde destacaba su catedral. En la parte alta e interior de la torre había una maqueta de Tarragona en el siglo XV.

A la vuelta de Tarragona uno del grupo nos vino contando chistes y unos colmos en el autobús en el que hacía participar a los 14 que íbamos en él y por la tarde a disfrutar de la playa.

Después de cenar la gran mayoría fue a dar una vuelta nocturna por Salou.

Lunes 20

Por la mañana estuvimos por una calle próxima al hotel que tiene muchas tiendas comprando cosas para cada uno o para llevar de regalo a nuestros seres queridos y por la tarde nos prepararon una sorpresa Javi, Celia y Alicia y fue dar una vuelta por Salou en el tren turístico de la ciudad en la que aprovechamos para además de ver sus calles hablar con los que llevábamos al lado, ya que duró casi dos horas y nos dejó al terminar el recorrido enfrente del hotel Jaume I.

Después de cenar unos nos retiramos a nuestra habitación otros estuvieron en el espectáculo que daba el hotel y otros a los recreativos que había cerca del hotel donde a la vez que jugaban se echaron unas risas.

Martes 21

Este día cuando íbamos a ir a la playa estaba lloviendo bastante y por eso nos quedamos en el hotel, unos jugando un torneo de pin pon, otros con juegos recreativos y después cuando escampó unos fueron de paseo y dos a la piscina.

Por la tarde, Javi, Celia y Alicia nos tenían preparada una gran sorpresa, ir en dos grupos al spa del hotel durante una hora cada uno.

Mi experiencia del spa y el sentir general es que nos ha relajado totalmente y distendido  los músculos de todo el cuerpo.

Y antes de ir a cenar tuvimos una pequeña fiesta de despedida, donde destacamos lo bien que lo hemos pasado todos y nos han entregado a cada uno una cartulina con la foto de todos y un llavero de Salou.

Miércoles 22

Viaje de regreso. A las 7 de la mañana paso a llamarnos Celia y Javi a cada habitación para levantarnos.

Por otra parte quiero reseñar que las comidas de bufé del hotel han sido incluso mejor que en otras vacaciones y con atenciones del que nos recibía en el comedor que era una persona muy positiva.

 

He preguntado a todos los del grupo que tal estaban en las vacaciones y todos me han dicho que muy bien.

El tiempo ha sido ideal 20 grados de mínima y unos 28 de máxima todos los días.

Hemos hecho muchísimas fotos.

Estamos muy agradecidos los 15 participantes a Javi, Celia y Alicia y les ponemos una nota de 10 cum laude por lo bien que lo han hecho desviviéndose por todos.

Ya estoy deseoso de saber cuál será nuestro próximo destino.

 

 

Fdo. Alberto Blanco Platel

 

NUESTRA APUESTA, SEGUIR ACERCANDO LOS SERVICIOS A LA COMARCA

Desde Salud Mental Aranda, y gracias a la colaboración de financiadores como Fundación Gutiérrez Manrique, seguimos impulsando la atención especializada en salud mental en nuestra Comarca.

Esta colaboración, que ya se mantiene desde hace tres años, y confiamos en que se lleve a cabo por muchos más, nos ha permitido acercar nuestro Servicio de Atención Integral a las personas con problemas de salud mental de los pueblos de la Comarca, ofreciendo una atención individualizada, con el objetivo principal de fomentar la inclusión comunitaria y mejorar su autonomía personal, para  que pueda mantenerse en su domicilio y en su localidad con la mejor calidad de vida posible. Para ello, hemos continuado dotando de servicios y recursos a la zona rural, evitando así los difícil o a veces imposibles desplazamientos desde nuestros pueblos a Aranda de Duero.

Paralelamente, otro objetivo prioritario de estas intervenciones en la comunidad y el entorno de la persona es ofrecer una imagen  positiva de la salud mental, desterrando así el estigma o desconocimiento aún existente, realizando así sensibilización entre los propios vecinos,  tejiendo una red de apoyos informales que contribuye a la recuperación e inclusión comunitaria de las personas con problemas de salud mental

Gracias a la aportación de la Fundación Gutiérrez Manrique para nuestro Proyecto “Atención Integral en Salud Mental” se han prestado apoyos a 31 personas con problemas de salud mental y a 16 familiares o personas de su entorno de convivencia entre los meses de Octubre de 2020 y Mayo de 2021.

Desde Salud Mental Aranda, seguimos apostando por dotar a nuestra Comarca de nuevos recursos especializados en salud mental para poder llegar a todos los pueblos y a todas las personas que lo necesiten, con el convencimiento de que vivimos en una zona muy rica de la “España Vaciada”, que no “vacía”, y en nuestra mano está llenarla de servicios, recursos, ilusión y empoderamiento.

Gracias a todos nuestros financiadores, especialmente a la Fundación Gutiérrez Manrique, por continuar aportando su granito de arena a nuestros proyectos, y mantener su apuesta en nuestra forma de hacer las cosas. ¡Gracias!

 

Fdo. Cristina Pérez González

EL ARBOL DE LA PSICOLOGÍA

Todo empieza por echar raíces. Tierra, agua y semilla. Tres elementos básicos para que un ser vivo crezca y forme vida.

¿Cuáles son tus raíces? Yo lo equiparo a nuestros principios, valores y creencias.

¿Qué pasa cuando todo esto empieza a germinar? Se forma nuestra identidad, quienes somos y en quien nos vamos convirtiendo.

El apoyo psicológico se adentra en este camino, como si de un compañero de viaje se tratara. Lo llevo en la mochila, de la mano, con distancia pero presente, o mismamente en mi interior más profundo.

Busco echar raíces fuertes, que me sostengan ante los días soleados y nublados, y por ello quiero conocerme, cuidarme y defenderme aprendiendo cada día más de mí. Es mi proceso, solo mío, porque aunque interaccione con los demás, y esté rodeada por ellos, el cambio lo hago desde dentro hacia afuera.

Mi árbol crece despacio, a mi ritmo, al de mis circunstancias de vida, y al que necesito. Hablo de eso, de mis necesidades, pues estoy muy acostumbrada a pensar en las de los demás sin darme cuenta de las mías. Para ello me pregunto, ¿qué quiero?, ¿cómo me encuentro?, ¿hacia dónde quiero ir?, ¿qué necesito para cuidarme y poder cuidar? No es sencilla la tarea de darme respuestas, y por ello pido ayuda, me abro y expreso.

Antes confundía la apertura con miedo, vergüenza, debilidad, vulnerabilidad. Pero con el paso del tiempo, me doy cuenta de que mi compañero de viaje, ese apoyo psicológico, solo me produce bienestar, alivio y seguridad conmigo misma.

Quiero ese apoyo conmigo porque lo elijo, pero no lo necesito. Esto se equipararía a la sabía que corre por mi árbol, desde las raíces hasta las hojas. El motor por el que me muevo saludablemente.

 

 

Durante el proceso de terapia, he tenido épocas de sequía, de enfermedad, y de brotes que lloran. No entendía por qué, y me cuestionaba; con ello aparecían en mí emociones desagradables, como la frustración y la rabia. Pero poco a poco entendí que todo sucedía con motivo, y que ese motivo era seguir creciendo pero aún más fuerte y con más herramientas. Ya no necesitaba dos regaderas con agua, sino que con media podía economizar mis recursos y salir adelante. Estaba haciéndome grande.

Esto me asustó tanto, que me encogí de nuevo.

… ¿Cómo puedo estar así de bien? …

… ¿Algo malo tiene que surgir? …

Salió mi entorno al rescate, porque el resto de árboles que forman mi bosque (amigos, familia, compañeros, vecinos, la asociación y el apoyo psicológico) me dieron esa dosis de vitamina que necesitaba.

El miedo solo me estaba mandando un mensaje: “eres tan importante para ti, que te asustas de lo que vas descubriendo, del crecimiento interior, y de lo que puedes llegar a ser si te lo propones”.

Pero a su vez, pensé: “que precioso es esto”.

 

Fdo. Alba Ortiz Juez

 

 

 

¿TE APETECE PASAR?

LAS VIVIENDAS DE SALUD MENTAL ARANDA

 

Desde Salud Mental Aranda queremos enseñaros las viviendas que actualmente tenemos en la asociación, contaros la experiencia de las personas que viven en ellas y como puede ser un día a día cotidiano en este recurso. Hay personas que llevan meses y otras que ya acumulan la experiencia de cinco o incluso más años viviendo en este servicio.

En la actualidad existen 3 viviendas: AMAPOLA, ESPLIEGO y MENTA donde residen un total de 4 mujeres y 7 hombres con edades comprendidas entre los 34 y 65 años.

Para acercarnos un poco más a ellas, os dejamos los siguientes relatos, para que sean las personas que viven en este recurso quienes os lo puedan contar.

A lo largo de éste mes de mayo, cada semana lanzaremos un artículo con las 4 preguntas que les hemos hecho a todos los participantes.

La pregunta de ésta semana es:

  1. Cómo te ha cambiado la vida desde que vives en una vivienda supervisada.

Anónimo 1: Antes vivía en un pueblo de Burgos con mi marido, ya fallecido. Por las mañanas me marchaba al centro de día de un pueblo cercano. Ahora que estoy viviendo en una vivienda supervisada me encuentro muy bien, mi  rutina normalmente es: por las mañanas ir a la asociación y por las tardes lo dedico a mi ocio como puede ser ver la TV, hacer punto o jugar a las cartas con mis compañeras.

Define su vida en la vivienda como “fácil y bonito”.

Anónimo 2: Antes vivía con mi familia, si bien la convivencia era buena de manera intermitente. Desde que estoy en la vivienda estoy bien y me comprometo acudiendo a mis talleres en la asociación por las mañanas. Me gusta ir de paseo y estar por la tarde pintando, viendo la televisión y jugar a las cartas con mi compañera.

Defino mi vida en la vivienda como “distinto y difícil”.

Anónimo 3: Viví en un pueblo de la provincia de Burgos hasta que empecé en la vivienda hace cinco años. Soy la más veterana y he vivido muchas aventuras. Cuando comencé en la vivienda los monitores me hacían sentir muy protegida.

Destaca que en la vivienda se ríen mucho.

Anónimo 4: Antes vivía en un pueblo pequeño que no tenía recursos, ahora tengo más apoyos y recursos, me siento mejor y el cambio ha sido para bien.

Anónimo 5: Vine de Palencia por la recomendación de mi psicólogo que me habló de las viviendas supervisadas “llevo ya 5 años aquí” estoy muy agusto y además soy de los pocos que he pasado por todas las viviendas que tiene la asociación de Aranda.

Anónimo 6: En un principio no quería entrar a los pisos y una vez que lo probé me sorprendió para bien, no imaginaba que sería así. Hago muchas cosas y muchas más que cuando vivía en mi pueblo.

Anónimo 7: Solo puedo decir que me siento agusto en el piso con mis compañeros y valoro mucho el trato que tenemos entre todas ¡El buen ambiente!

Anónimo 8: Sí que ha cambiado. Es diferente. Hace años estaba acostumbrado a la vida de dulzura, a la buena vida, que en el fondo no era la más adecuada y desde que estoy en espliego estoy más organizado.

Anónimo 9: mi vida ha cambiado a mejor, sobre todo en la soledad que sentía antes y ahora no. Me siento acompañado en todo momento por mis compañeros de piso y el profesional de referencia.

Anónimo 10: Es mi segunda casa. Si yo pudiera elegir me gustaría estar en el pueblo pero no me queda más remedio. Me siento agusto aquí, comprendido por mis compañeros y monitores. Tengo que decir que mi vida ha cambiado para bien.

Anónimo 11: En la vivienda me siento bien. Siento que mi vida ha cambiado para bien. Antes en el pueblo estaba más desorganizado y más solo. Ahora con el apoyo diario me siento mejor.

 

PD: no te pierdas el próximo jueves 13 de mayo la siguiente pregunta.

LA PAREJA DE DOS

Dos participantes con experiencia propia de nuestra Asociación Salud Mental Aranda, desde abril de 2020, mantenemos una comunicación telefónica diaria.

Uno tiene el teléfono móvil y un portátil y tablet y el otro teléfono fijo.

En estos 11 meses a través del teléfono y del ordenador, hemos escuchado: canciones profanas y religiosas todas preciosas y normalmente con mensaje y de nuestra época, audiovideos sobre la autoestima, de psicología positiva, de salud física y de los beneficios del ejercicio físico y de la naturaleza, otros vídeos han sido de nuestra Asociación cuando han hablado en los medios de comunicación de radio o televisión, o de la Federación de Salud Mental Castilla y León, de deportes, o de los grabados con motivo del 20 aniversario de nuestra Asociación, también de cómo sentirse bien, de cómo superar la ansiedad, o de la amistad, hemos hablado también de nuestras familias, etc.

Uno de los dos a veces leía e-mails muy constructivos que había imprimido que le habían enviado los profesionales de la Asociación o leía escritos de los muchos apuntes que siempre toma cuando asiste a las clases o habla con los profesionales.

Esto nos ha venido muy bien especialmente cuando hemos estado confinados los primeros meses de la pandemia y actualmente, también repasamos lo que hemos hecho ese día que hablamos o preveemos los quehaceres de los próximos días.

Hablamos mucho de todo lo referente a nuestra Asociación y así a veces hemos hecho sugerencias a algún profesional para que lo tuviesen en cuenta que las han llevado a cabo.

Procuramos no criticar a nadie y así ver las posibles mejoras en la relación que tenemos con esas personas de las cuales hablamos

¿Qué conseguimos en esta comunicación?:

Apoyarnos mutuamente, estar de alguna forma acompañados, conocernos a fondo con sinceridad, crear lazos de amistad, prever en lo posible el futuro, cuidarnos, superar la ansiedad, valorarnos y valorar a los que conocemos, aprender el uno del otro. Es como una terapia.

Ninguno de los dos sentimos adicción a la llamada y a hablar, ni lo sentimos como una obligación. Siempre queremos que el otro se sienta mejor, de eso depende la duración de la llamada. No tenemos un tiempo fijo para comunicarnos.

El gasto que tenemos es mínimo, pues es una llamada que está bajo una tarifa de las que ofrecen actualmente estos servicios.

Es una experiencia de enriquecimiento mutuo. Nos ha servido para superarnos y también prolongar el espíritu de la Asociación que en ella compartimos en las clases presenciales y vemos los frutos de eso de una forma concretizada.

Te agradecemos que hayas leído y compartido nuestra experiencia. 

 

Fdo. Alberto Blanco Platel y Carmelo Esteban Esteban

 

REFLEXIONES DESDE LAS VENTANAS DE MENTA….

Durante este confinamiento de ya casi 80 días, me ha dado tiempo a reflexionar sobre la vida. Me gustaría compartir con vosotros aquellas cosas que más echo de menos y que he comenzado a valorar por no poderlas realizar: el poder caminar por la calle libremente, sin horarios, sin restricciones ni medidas, tomarme un café tranquilamente en una terraza, dar un beso o recibir un abrazo pero sobre todo, valorar a las personas que tengo a mi lado: como mis amigos, compañeros y familiares.

Reconozco que he aprendido a trabajar un poquito más la paciencia y dejar que las cosas vayan llegando y pasando a su ritmo.

Durante este confinamiento echo mucho de menos mi rutina diaria y valoro las actividades que desde Salud mental Aranda se imparten. Estoy agradecida de vivir en una vivienda supervisada donde tengo todo lo que necesito.

 

 

Durante este confinamiento también he reflexionado y valorado las pequeñas cosas del día a día, como por ejemplo tener una rutina en la asociación.

Como mi compañera, yo también me siento muy afortunado de vivir en una vivienda supervisada: estáis siendo mi segunda familia.

Estar confinados ha hecho que gane confianza en mí mismo y también con mis compañeros. Soy consciente de que poco a poco me he ido soltando. El confinamiento me ha servido para aprender a adaptarme y vivir la vida de otra manera.

 

Así empiezan las emocionantes reflexiones  sobre el confinamiento de Gema y Valentín, ellos han querido hacerlas visibles  y os invitan a que comentéis las vuestras.

Compartir pensamientos y experiencias nos enriquece.

 

Gema y Valentín.

¿Quieres saber qué es un Asistente Personal?

El Asistente Personal es una persona que ayuda a otra, en aquellas tareas que necesite. Es un servicio privado, entre la persona que lo necesita y nuestra entidad. Nos encargamos de evaluar la situación y ver cuáles son las tareas que hay que realizar, y la intensidad de las mismas. Se establece un contrato del servicio, donde marcamos el horario, las tareas y todas las condiciones que rigen el servicio, que se podrá ir adaptando según surjan las necesidades.

En @SaludMentalAranda, estamos especializados en el servicio de asistencia personal en el colectivo de salud mental, ya que somos una entidad acreditada con número de registro: 09.0859S. Contamos con profesionales especializados y con amplia experiencia en la atención a personas con problemas de salud mental. Comenzamos con este servicio en 2011 en la zona rural, y actualmente atendemos a la población de Aranda de Duero y de toda la comarca de la Ribera del Duero.

¿Cuáles son los objetivos de éste servicio?

  • Fomentar la autonomía de las personas con problemas de salud mental, facilitando la integración socio-laboral de las mismas, así como el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria en su entorno habitual.
  • Impulsar las posibilidades de tomar decisiones sobre las cuestiones relativas a su propia vida.
  • Favorecer el desarrollo de una vida activa, mediante su participación en actividades formativas, laborales y/o sociales.
  • Ofrecer soluciones flexibles, personalizadas y adaptadas a las necesidades específicas de las personas.

¿Qué tareas realizamos?  

TAREAS PARA LA SALUD:

  • TRATAMIENTOS MÉDICOS: acompañar en el proceso emocional, revisar y apoyar con la medicación (cajetín, recetas y toma de medicación), organizar y recordar las citas médicas o realizar acompañamiento al médico si se precisa (salud mental, médico de cabecera, médicos especialistas).
  • PSICOEDUCACIÓN: Se orienta e informa a la persona sobre su proceso emocional, su sintomatología, sus causas y consecuencias, y los factores de riesgo y protección que esto conlleva. Se explica el proceso de recuperación desde diferentes tipos de tratamiento (médico, social, psicológico)
  • CUIDADOS PERSONALES: adquisición de hábitos de higiene y vestido.

TAREAS DE HABILITACIÓN PERSONAL Y SOCIAL:

  • REHABILITACIÓN COGNITIVA, que fomenten el desarrollo de sus capacidades cognitivas: lenguaje, memoria, orientación temporal, atención y cálculo.
  • HABILIDADES SOCIALES, que permitan a la persona potenciar la red social de apoyo y su autonomía.
  • AFRONTAMIENTO DEL ESTRÉS, que favorezca el abordaje de las situaciones de crisis de manera efectiva.
  • HÁBITOS SALUDABLES: que faciliten una vida activa y sana.

TAREAS DEL HOGAR: acompañamiento y orientación en la elaboración de menús equilibrados, confeccionar una lista para la compra y adquisición de habilidades para realizarla en el supermercado, reorganizar la ropa, aprender nuevas elaboraciones en la cocina, realizar un plan diario de la limpieza de la casa y aprender el funcionamiento de electrodomésticos.

TAREAS DE ACOMPAÑAMIENTO Y APOYO EN GESTIONES: hacer el carnet de la biblioteca, gestionar trámites de forma autónoma (notaria, hacienda, INEM, centro base,…), orientación con la lectura de facturas y notificaciones, etc.

TAREAS DE CONDUCCIÓN: trasladar a la persona a determinados recursos que se sitúen en la Comarca.

APOYO EN LA ADMINISTRACIÓN Y GESTION DEL USO: Por decisión de la persona el Asistente Personal podrá ayudarle a gestionar adecuadamente su economía u otras cuestiones.

TAREAS DE APOYO EN EL EMPLEO: derivarle o asesorarle hacia recursos específicos de formación o empleo.

TAREAS DE PLANIFICACIÓN: apoyo en la organización de la rutina diaria y del ocio y tiempo libre, y ayuda en la toma de decisiones fomentando siempre la autonomía de la persona.

TAREAS EXCEPCIONALES: aquellas tareas que no estén recogidas anteriormente

 

¿Dónde puedes encontrarnos?

En @SaludMentalAranda, contamos con un equipo de profesionales, que podemos ayudarte y asesorarte si necesitas más información sobre el Servicio de Asistente Personal.

Puedes localizarnos en el teléfono: 947 54 60 80, en horario de lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 19 h, o mandarnos un correo a info@saludmentalaranda.org.

Puedes encontrar más información en nuestra web: www.saludmentalaranda.org

Y en la web de nuestra Federación: www.saludmentalcyl.org 

Diario de una casa rural

CUADERNO DE BITÁCORA:

Viernes 8 noviembre.

Mañana: Salida rumbo a Balverzoso, un pequeño pueblo en la montaña palentina.  Va un coche por delante, lleno de comida para abastecer a todos durante el fin de semana, pero también a rebosar de COMPROMISO, RESPONSABILIDAD e ILUSIÓN. Por otro lado, la furgoneta, cargada con los participantes y sus pertenencias. Se respira la alegría de salir de la rutina durante dos días, la sorpresa y emoción de cómo será la casa, la incertidumbre de cómo encontraremos la carretera

Casa “La Hornera de la Abuela”. Empiezan las emociones a cubrir los sitios: la GENEROSIDAD de compartir espacios comunes, el RESPETO hacia cada uno de nuestros compañeros que nos acompañan en esta aventura, etc.  Mientras unos siguen descubriendo los entresijos del lugar, el grupo de la comida prepara el menú respetando las preferencias de todos los presentes. Compartimos un rato agradable, donde salen diferentes conversaciones, ponemos al día nuestra vida y compartimos con el resto experiencias vitales que puede que no conozcan. La integración es más que favorable.

Tarde: Puente romano rojadillo. Decididos a dar un paseo por el campo y la SERENIDAD y CALMA que proporciona la montaña. El frío invernal y viento hacen florecer algunos sentimientos de FRUSTRACIÓN y MALESTAR que llevándolos con BUEN HUMOR y PACIENCIA logra desaparecer. En la llegada al puente disfrutamos de un espacio personal para verlo, disfrutar del momento, del paisaje y poder hacer alguna que otra foto. Volviendo hacia casa hacemos un alto en Aguilar de Campoo, es momento de calentarnos con un buen café. Durante este trayecto se comenta la excursión, el frio y el viento que han sido protagonistas, pero también las setas que hemos visto por el campo, restos de nieve y bromas y SONRISAS que se han dejado ver por la caminata.

Con las manos en la masa….digo, en la

patata. Hora de cenar, mientras un

grupo se relaja, otro empieza a

preparar unas deliciosas tortillas de

patata. No todo son sonrisas y toca

trabajar codo con codo con mis

compañeros para que cuajen, y

salgan lo mejor posible. A la hora de

cocinar salen las diferentes opiniones,

yo hago la cebolla primero, yo lo

mezclo todo, ¿la sal antes o después?

Triunfa la organización y finalmente

las tortillas y el grupo de cocineros cuaja

a la perfección, así que a disfrutar de la

cena al calor de la chimenea. Seguidamente se ve la tele, se juega, se charla y así vamos desapareciendo  uno a uno para prepararnos al nuevo día.

 

Sábado 9 Noviembre:

Mañana: Cueva de los franceses. En la cueva nos explican las diferentes salas que tiene remontándonos cientos de años atrás donde todo empezó a originarse. Saliendo de la cueva y viendo como la niebla se echaba encima, la opción de tomar un café y calentar el cuerpo fue la más aplaudida.

Llegando a casa es momento de comer y coger fuerzas para la tarde. Unos buenos filetes jugosos y ensalada para todos. El grupo de cocina se organiza muy bien, liderando uno las sartenes y el resto colaborando en el resto de lo que implica la comida. Hubo REFUERZO por todos lados, estaba increíblemente bueno.

Tarde: Cavar cavar cavar cavar….Centro de

interpretación de minería. Nos esperan

para realizar una visita muy interactiva

al museo.

En la mina y por debajo del suelo puede

existir la claustrofobia y un poco de

ansiedad generada por esta situación,

se soluciona saliendo a tomar aire

cuando cada uno quiera.

 

Ya en casa. Toca pasar la tarde en casa, jugando a diferentes juegos, descansando, merendando. Jugamos a diferentes juegos, y las RISAS se hacen presentes desde el minuto uno contagiando así a los participantes y pasando un rato muy divertido. Se pone música y también se canta. El futbolín se hace imprescindible en una tarde de convivencia, pasando también buenos momentos.

Hamburguesas …ñam ñam…Vuelta a cocinar. La cena es agradable y ya con más confianza salen chascarrillos y algún que otro vacile bien gestionado que causa HUMOR y no sienta nada mal.

Noche de cine. Una película de comedia logra que se nos escape la risa en más de una ocasión, generando así RISAS ALEGRES COMPARTIDAS por todos.

 

Domingo 10 Noviembre:

Desayunar y recoger: Cada uno se organiza para levantarse y desayunar sabiendo que tiene que estar todo recogido para salir en ruta hacia la visita a los bisontes…pero…NIEVE!!! Esta noche ha caído una gran nevada y el camino hacia la reserva está bastante complicado por lo que la opción es irse a tomar un café de vuelta a Aranda y parar en Burgos a comer de menú del día. La elección parece agradar a todos y aunque hay alguna cara de pena por las ganas de ver a los bisontes es más seguro para todos volver tranquilamente.

El BUEN AMBIENTE de vuelta en la furgoneta se hace presente, incluso uno de los participantes hace un discurso emotivo agradeciendo el fin de semana tan estupendo que hemos pasado, y así quedan en transmitirlo al comité pro salud mental, poniendo todo el viaje con una nota muy positiva.

Despedida: Una vez en Aranda sin nieve y sanos y salvos, nos despedimos de nuestros compañeros con ganas de llegar al día siguiente a la asociación a contar al resto de compañeros cómo lo hemos pasado y qué cosas nos han gustado más de la experiencia, sin duda, LA INTEGRACIÓN, EL COMPAÑERISMO, RESPETO Y BUEN ROLLO que ha reinado durante todo el fin de semana.

¿Repetiremos? ¡¡POR SUPUESTO!!

Juan y Javier

ACTIVIDAD EN EL CENTRO ECUESTRE “LA GALINDA”

Entre los meses de abril y junio, ocho personas de la Asociación Salud Mental Aranda, están participando en una actividad en el Centro Ecuestre “La Galinda”.

Esta experiencia brinda una inmersión profunda en la que poder experimentar la vida de los equinos en sus cuadras y un espacio dónde poderles ver en un entorno natural.

 

La cercanía y el cuidado de los caballos, sirve de desahogo para los participantes; es un espacio en el que expresarse libremente y cuidar de un ser, sobre el que van a estar en compañía, montando sobre ellos y en dependencia del comportamiento de estos…, por lo que la confianza entre unos y otros, y el lazo afectivo que se crea es, tanto para unos como para otros, muy valioso.

 

Montar a caballo es una actividad que requiere de serenidad, confianza, seguridad, amabilidad, atención, diligencia… y que aun no teniendo de partida éstas características, se pueden ir adquiriendo con la práctica y una dedicación al trabajo “con uno mismo”, lo cual desarrolla confianza y seguridad en todas las facetas de la vida.

 

Esto y mucho más es lo que ofrece el Centro Ecuestre “La Galinda”, la gente de allí que hace posible este sueño, y estos maravillosos animales dedicados a la tarea de acercarnos un poco más a la experiencia de sentirles, palparles, asombrarnos y disfrutar de su grandeza y belleza naturales.

Te animamos a que te acerques a conocer, un poco más de cerca, todo lo que allí se te puede ofrecer  ¿Te animas?

 

Esta actividad forma parte del programa de ocio, y puedes encontrar más información en  nuestra web de Salud Mental Aranda

 

Fdo. Eduardo Lacalle Fernández

 

Nuevas delegaciones: Roa de Duero y Huerta de Rey

Estamos de enhorabuena, y es que 2018 está siendo un año de consolidación de proyectos en los que llevamos tiempo trabajando desde Salud Mental Aranda. En 2016, nos preguntamos qué realidad existía en la Comarca de la Ribera del Duero, abarcando toda la zona sur de la provincia de Burgos. Para ello, durante un año, nos dedicamos a recorrer todos los pueblos, y a coordinarnos con los agentes sociales de la zona, con la financiación de Fundación Caja de Burgos y Obra Social La Caixa. Ese trabajo dio sus frutos, y pudimos recabar información muy importante, que nos hizo reflexionar, y es que no existía ningún recurso específico que atendiese a las personas con problemas de salud mental en la zona rural. En 2017, tuvimos que reducir la atención, al no contar con una financiación específica durante los primeros 5 meses, y de nuevo conseguimos el apoyo de Obra Social La Caixa, que nos permite dar continuidad al trabajo realizado, durante 16 meses más. Nos planteamos, que es más lógico que acerquemos la atención a las personas, que pedirles que dispongan de transporte para venir a Aranda.

Comenzamos la labor de reunirnos con los ayuntamientos de Roa de Duero y Huerta de Rey, al considerarles municipios con un volumen importante de habitantes, y que albergan a bastantes pueblos a su alrededor. La respuesta ha sido estupenda, y los dos ayuntamientos nos han cedido un espacio gratuito donde poder comenzar a atender a las personas que lo necesiten. Estamos muy agradecidos por todas las facilidades que nos han dado.

En Roa de Duero, tenemos una sede en la Calle Cardenal Cisneros, 9, en el edificio del Centro Juvenil, en la 1ª planta. Estamos allí todos los jueves, de 9 a 14 h, con cita previa. Inauguramos la sede el día 27 de febrero de 2018.

Sede de Roa de Duero, Elena Briongos Rica, Presidenta y Carmen Miravalles García, Alcaldesa de Roa de Duero

En Huerta de Rey, la sede está en la calle Rodríguez de Valcárcel, 4 (antiguo CEAS), y abrimos los miércoles de 9 a 14 h, con cita previa. Inauguramos la sede el día 20 de julio de 2018.

Sede Huerta de rey, Junta Directiva, Elena Briongos, Presidenta, Fernando Heras, Vicepresidente y Yolanda Palacios, Vocal de Salud Mental Aranda

Es para esta asociación, una gran satisfacción haber hecho realidad estos proyectos, y seguir avanzando, ofreciendo nuevos servicios y atendiendo a más personas, pero siempre sin perder de vista, que nuestra filosofía es, «apoyar a las personas, en lo que necesiten y en lo que ellas decidan»