Hace unos días decidí que era un buen momento para  salir a patinar. Os voy a confesar que hace años que no usaba los patines y por eso  he perdido algo de práctica, pero reconozco que me lo pasé bien. Durante el paseo además de divertirme aprendí algo más que a mantenerme encima de ellos. Aprendí  que no tengo que tener miedo a tambalearme.

Seguro que sabéis lo que se siente cuando necesitas un salvavidas para salir a flote.

Bueno, pues ahí estaba yo, sobre los patines y bien pegada a una pared, agarrándome a ella con uñas y dientes por miedo a tambalearme y caer.

Me sentía agusto, aferrarme a la pared me daba seguridad. ¿Por qué iba a soltarme y relajarme si estando así sabía que no iba a perder el equilibrio?

Realmente no estaba disfrutando del paseo. En algunos tramos reduje la velocidad, incluso me senté en el suelo y en algún momento me solté de la pared, pero fue para agarrarme del brazo de alguien que sí sabía patinar. La sensación me gustaba, coger velocidad y poder deslizarme durante varios metros sin tener que frenar era emocionante y sólo tenía que  dejarme llevar. El único inconveniente era que dependía de ese brazo, pensaba que si me soltaba empezaría a temblar.

Durante unos segundos me paré a pensar y decidí intentarlo sola. Decidí salir de la zona de confort, soltar ese brazo, alejarme de la pared  y ver qué pasaba. Sabía que podía desequilibrarme e ir directa al suelo pero esa era la única manera de ver de qué era capaz por mí misma.

Es increíble hacer algo que pensabas que no eras capaz de hacer. Esa mezcla de excitación y miedo, ese “venga vamos” que te acelera el ritmo… es maravilloso descubrir que sí que puedes, que no se te da tan mal. Que el truco está en hacerlo con seguridad y confianza. Y así te das cuenta de que el miedo que sentías puede desaparecer de un plumazo si confías en ti misma.

Así que ¿sabéis lo que os digo? Que he decidido empezar este nuevo año con más ganas que nunca, intentando dejar mis miedos a un lado y descubriendo nuevas pasiones y retos.

¿Y vosotros?

“Mi primer día – Los Aslándticos”

https://www.youtube.com/watch?v=2rSPHdug6zE

 

Celia Górriz Sanz. Técnico de programas.

2 Comments

  1. Celia, soy Alberto Blanco, eres súper guay, joven, llena de vida, única, aventurera, campechana y otras muchas flores que te tiro cuando estamos juntos como profesional de referencia que eres mía, eres cariñosa y eso también me encanta de ti y muy natural, tu a mi también me conoces mucho pues te cuento todo sin maldad y transparencia como ya lo sabes.
    Te quiero, sigue así que eres maravillosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>